Región:
Mundo
Categoría:
Sociedad

Arabia Saudita ejecutó a terroristas de Al-Qaeda y a un líder religioso

El líder supremo de Irán asegura que el Gobierno saudí pagará por la ejecución del líder religioso chiita Nimr Baqir al-Nimr, algo que provocó fuertes protestas por parte de dirigentes de esa rama del islam

El líder supremo iraní, Ali Jameneí, condenó este la ejecución del clérigo chií disidente jeque Nimr Baqir al Nimr y aseguró que los políticos saudíes pagaran por está injusta ejecución.

Jameneí dijo que "sin lugar a dudas, la injusta derrama de la sangre de este mártir inocente, actuará de forma rápida y los políticos saudíes se enfrentarán a un castigo divino", informó su pagina web oficial.

La ejecución de al Nimr fue un "error político del Gobierno saudí", dijo el máximo dirigente de la república islámica de Irán, quien denunció ante el mundo los crímenes que comete el Gobierno Saudí al referirse a "este crimen y similares crímenes que se llevan a cabo en Yemen y Bahrein".

El líder supremo iraní asimismo criticó con dureza "el silencio de los reclamantes de libertad, democracia y de derechos humanos" y su apoyo, en referencia al apoyos de Estados Unidos al gobierno de Riad.

"Este clérigo oprimido ni alentaba a la gente a un movimiento armado y ni había llevado a cabo una conspiración oculta, sino lo único que hacía era criticar abiertamente", detalló Jameneí.

Los condenados -45 saudíes, un egipcio y un chadiano- fueron ejecutados en doce ciudades, precisó el ministerio del Interior saudita en una declaración oficial.

Según las autoridades, fueron condenados por diferentes delitos, en especial por haber abrazado a la ideología radical "takfiri" (término generalmente utilizado para designar a los grupos radicales sunnitas), por haberse unido a "organizaciones terroristas" y por haber realizado "complots criminales".

Nimr Baqir al-Nimr, de 56 años, crítico feroz de la dinastía Al-Saud, fue el líder de un movimiento de protesta que estalló en 2011 en el este del país,

El clérigo de 54 años fue detenido en julio de 2013 acusado de desobedecer a las autoridades y socavar la unidad nacional.

Arde la embajada saudí en Teherán

Miles de manifestantes recorrieron ayer la capital de Irán, país de mayoría chií, en protesta por la ejecución del clérigo al Nimr, condenado por, según la justicia de Arabia Saudí, "actos de terrorismo". Las proclamas de los manifestantes se dirigieron a la familia real saudí, la casa Al Saud. El tono de las manifestaciones se avivó por la noche. Varios manifestantes atacaron durante la madrugada la embajada de Arabia Saudí en Teherán provocando un incendio que fue sofocado por los bomberos.