Región:
Argentina
Categoría:
Mujer

La CEO General Motors toma el mando de Aerolíneas Argentinas

Isela Constantini es CEO de GM desde 2012. En 1998, ingresó en General Motors de Brasil en 1998 en el área de Marketing y Ventas. Desde junio de 2010 y hasta finales de febrero de 2012

Isela Costantini, la actual Presidente y Directora Ejecutiva de General Motors de Argentina, Uruguay y Paraguay fue la persona elegida por el presidente electo Mauricio Macri para estar al frente de Aerolíneas Argentinas.

Brasileña de nacimiento e hija de padres argentinos, Costantini ocupa su cargo actual desde marzo de 2012. Fue, además, la primera mujer en liderar una empresa automotriz en la Argentina y la primera en ocupar un puesto de tamaña jerarquía en General Motors (GM). De algún modo su designación en esta parte del mundo sirvió de anticipo de lo que sucedería luego con la corporación estadounidense a nivel global, que desde enero de 2014 también tiene a una mujer al frente: Mary Barra.

Costantini inició su carrera en GM en 1998, cuando ingresó al área de márketing y ventas de la filial brasileña. En 2002 fue transferida como gerente de la planta de chasis a la fábrica de pick-ups de Arlington, Texas, y en 2004 regresó a Brasil para incorporarse al departamento de investigaciones de mercado para Latinoamérica, África y Medio Oriente. Luego fue promovida como ejecutiva de investigación de mercado y planeamiento de producto y en 2010 se desempeñó como directora regional de posventa y servicio al cliente para GM Sudamérica.

La futura titular de la aerolínea de bandera es licenciada en Comunicaciones por la Universidad Católica Pontificia del Paraná, Brasil, y obtuvo un máster en administración (MBA) de la Universidad de Loyola de Chicago, Estados Unidos, con especialización en márketing y negocios internacionales.

Madre de dos hijos, Costantini resultó clave en el nombramiento del Proyecto Fénix para la planta que la empresa tiene en Rosario. Esta designación, de la que saldrá la nueva generación del mediano Cruze, el año próximo, le permite a la filial local aparecer con otro rango en el radar de fábricas del mundo de GM, ya que su construcción se hace sobre una plataforma global, que posibilitará abrir nuevos mercados para exportar y estar en condiciones de recibir otros proyectos futuros.