Región:
Asia
Categoría:
Economía

Textiles de Taiwán: Innovación para una mejor calidad de vida

Cada día en Taiwán se tejen moda y estilo de vida que se exportan a otros países. Los textiles creados en Taiwán son compartidos por todo el mundo

Taiwán es conocido en el mundo por sus textiles de alta calidad y su creatividad ilimitada.
Se han formado innumerables profesionales y se diseñaron estampados de los más elegantes, se crearon y manufacturaron textiles clásicos.
Cada día se tejen moda y estilo de vida que se exportan a otros países.
Los textiles creados en Taiwán son compartidos por todo el mundo.

A diferencia de otros sectores manufactureros en Taiwan para los cuales una sola asociación comercial por lo general representa a compañías y sus intereses, la industria textil de la isla tiene más de veinte organizaciones de ese tipo.

Grupos tales como Taiwan Weaving Industry Association, Synthetic Texturizing Industry Association y Non-Woven Fabrics Industrial Association han surgido como resultado de la larga historia del sector textil y la naturaleza especializada de las varias empresas dentro del sector.

Pero a pesar de su diversidad, la industria textil de Taiwan es una red bien estructurada. En los primeros años, se caracterizó por la manufactura de productos acabados, importando materiales para hacer ropa. Más tarde, las compañías se expandieron a la producción de géneros y tintes, entrando finalmente en el reino de la fabricación de materias primas, tales como fibras e hilos.

La estructura integrada de los negocios textiles locales permite las ventajas de control de calidad durante la producción; mejor administración de los riesgos; así como de costos de producción y transporte más bajos.

Aunque Taiwan por lo general es considerado un suministrador de productos de informática y electrónicos, los textiles han sido la fuerza motriz de su desarrollo económico. Incluso si la contribución de los textiles como un porcentaje del valor total de la producción del sector manufacturero ha disminuido en los últimos años junto con el valor de las exportaciones de productos textiles, la industria sigue siendo la fuente principal del excedente comercial de la isla.

Según el Ministerio de Economía, la producción de textiles como una proporción del total de la producción de manufacturas declinó de 9,93% en 1994, a 8,76% en 1998.

Registros de aduana muestran que las exportaciones textiles fueron valoradas en 14.190 millones de dólares estadounidenses en 1999, o sea 11,7% del total de las exportaciones de Taiwan, una baja de 3% en comparación con 1998. Las importaciones de textiles totalizaron 2.880 millones de dólares, un descenso del 2,6% en comparación con el año previo.

Dado que el valor de las importaciones de productos textiles fue relativamente bajo comparado con las cifras para las industrias de electrónicos e informática, los textiles hicieron una contribución mayor al superávit comercial global de Taiwan en 1999, el cual se estima fue de 10.940 millones de dólares.

Según la Taiwan Textile Federation (TFF), los géneros representaron el 63,8% de las exportaciones de textiles de la isla durante 1999. La ropa fue la segunda mayor categoría, representando el 14,9%. Esta fue seguida por los hilos, con el 11% de todos los embarques de textiles, las fibras y los accesorios.

Hong Kong fue el destino más importante de los textiles hechos en Taiwan. En 1999, Hong Kong recibió 4.610 millones de dólares en dichos productos, representando el 32,5% de las exportaciones de textiles de Taiwan. Las ventas a los países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, siglas en inglés) llegaron a 2.100 millones de dólares, equivalentes al 14,8% del total.

Entre los productos textiles exportados a Hong Kong y los países de la ASEAN, los géneros fueron el principal rubro, con más del 77% del total en cada uno de esos mercados el año pasado, según la TFF.

Las exportaciones de textiles a Estados Unidos fueron avaluadas en 2.480 millones de dólares en 1999, convirtiéndolo en el segundo mayor destino de estos productos. Los principales artículos enviados a Estados Unidos fueron prendas de vestir, cuyas ventas alcanzaron 1.610 millones de dólares, equivalentes al 64,8% de las exportaciones de textiles de Taiwan a ese mercado.

Sin embargo, la función de la industria textil nacional como un exportador de productos acabados a Estados Unidos parece haber pasado a ser secundaria en comparación a su papel como suministrador de materias primas para los fabricantes en China continental y el Sudeste de Asia.

En comparación con otras áreas de la industria, la producción de prendas de vestir es esencialmente de mano de obra intensiva y por lo tanto está propensa a los retos impuestos por los crecientes costos de la mano de obra. No es una sorpresa, pues, que los fabricantes de ropa integren una mayoría de las empresas de textiles que se han ido al extranjero en los últimos años.

Haciendo frente a la competencia de China continental y los países de la ASEAN, los fabricantes locales de ropa están enfocando en producir ropa de alta calidad, convirtiéndose a sí mismos en operaciones de maquila (ensamblaje) para fabricantes de fama internacional.

La rica experiencia y sabiduría de los fabricantes locales, acompañadas con innovaciones recientes en áreas tales como fibras, géneros y técnicas de teñido, son señales de que el sector textil de Taiwan tendrá éxito en dar una apariencia moderna a lo que una vez fue considerado una industria en declive.