Región:
Argentina
Categoría:
Política

Se Celebró el día de la Fundación Nacional de Corea

Durante la celebración de la Fundación Nacional de Corea, el embajador Choo destacó que esta muy contento de estar en Argentina: "El clima, el paisaje, la comida, porque aquí encontramos la mejor carne del mundo"

En la residencia del embajador Jong-youn Choo se realizó la celebración por la fiesta nacional de Corea y los 50 años de la presencia de la inmigración coreana en Argentina.
"Tenemos una relación muy amistosa, porque aquí viven 30 mil coreanos, es una comunidad muy grande y ellos son un puente para conectar al pueblo coreano y a los argentinos", dice el embajador Jong-youn Choo.
En ese aspecto le comento a Raúl Zapata, Subdirector de ABC Mundial, que las acciones de la comunidad coreana facilitan el trabajo de la diplomacia.
Al mismo tiempo "estamos esperando algunas inversiones coreanas ligadas a aspectos tecnológicos".
Argentina es una tierra de recursos naturales y también tiene una tecnología de punta y recientemente lanzaron un cohete con un satélite, tenemos que compartir con ustedes la tecnología avanzada, hay mucho que hacer en ciencia y tecnología".
Especialmente a mi esposa le gusta Argentina, dijo.
"El clima, el paisaje, me encanta la comida porque aquí encontramos la mejor carne del mundo".
"Tenemos el Centro Cultural Coreano que lleva más de 10 años ofreciendo muestras de la cultura coreana y proyectos académicos", finalizó.

La celebración representó el 4,343 aniversario del ascenso al trono del rey Dangun, que según la leyenda fue el fundador de la primera dinastía coreana.

Según el mito, Dangun, un semidiós, fundó el reino de Joseon y fue el padre del pueblo coreano más de cuatro milenios atrás. Hwanung, un hijo del cielo, descendió al mundo de los humanos y les reveló al oso y al tigre el secreto para adquirir forma humana. El tigre, incapaz para permanecer como un humano, no tuvo éxito, pero el oso se transformó en una hermosa doncella con quien Hwanung se casó. De la unión nació Dangun, según la leyenda de 2333 a.C.

Los coreanos consideran ese año como el inicio de la fundación de la nación coreana. Desde entonces, el pueblo coreano ha sido constante en preservar conceptos y valores tradicionales; y, al mismo tiempo, se ha adaptado rápido y hábilmente a las circunstancias cambiantes. Por eso ese día se realiza una ceremonia sencilla sobre la montaña Manisan en Ganghwado. Dangun levantó un altar para dar gracias a su padre y abuelo en el cielo.