Región:
Mundo
Categoría:
Sociedad

La foto de un niño inmigrante muerto conmueve al mundo

El pequeño hallado sin vida en la playa de la ciudad de Bodrum es uno de los once refugiados sirios que murieron ahogados esta cuando intentaron alcanzar la isla griega de Kos desde la costa de Turquía

Foto de un niño sirio muerto en las costas de un resort en Turquía no sólo conmueve sino que revela el drama de los refugiados y la presión que está recibiendo Europa luego de que a diario miles de migrantes intentan ingresar al continente.

El pequeño hallado sin vida en la playa de la ciudad de Bodrum es uno de los once refugiados sirios que murieron ahogados esta cuando intentaron alcanzar la isla griega de Kos desde la costa de Turquía. Habían partido en dos barcas según informó el diario turco Hürriyet.

Miles de refugiados e inmigrantes, muchos de ellos sirios, llegaron este miércoles al puerto del Pireo, en Atenas, con el objetivo de seguir su periplo hacia el norte de Europa, en un nuevo episodio de la grave crisis migratoria que divide a los países europeos.

También este miércoles al menos doce sirios, entre ellos cinco niños, se ahogaron frente a las costas de Turquía al naufragar dos embarcaciones que habían salido de la ciudad turca de Bodrum e intentaban llegar a la isla griega de Kos, puerta de entrada a la Unión Europea.

Otros 3.000 pudieron ser salvados por la guardia costera italiana en el Mediterráneo en las últimas 24 horas.

Únicamente en el puerto de Pireo, cerca de 4.500 refugiados llegaron el miércoles, después de que las autoridades griegas los trajeran desde Lesbos, una isla del mar Egeo que en los últimos días ha visto llegar a miles de personas desde Turquía.

Lesbos, igual que Kos, también en el Egeo, se han convertido en el punto de entrada a Europa de refugiados que huyen a través de Turquía de los conflictos armados en Oriente Medio y África.

La mayoría de ellos quieren continuar su viaje hacia el norte de Europa a través de los Balcanes, en la crisis migratoria más grave en el continente desde la Segunda Guerra Mundial.

Tras una reunión de crisis, el gobierno griego anunció la creación de una "célula de coordinación" con representantes de los ministerios de Interior y Salud y de las fuerzas de seguridad así como un apoyo económico a las islas del mar Egeo.

Sin embargo "la resolución de la crisis migratoria necesita la intervención inmediata de la Unión Europea y la cuestión tiene que ser llevada a Naciones Unidas", dijo el viceministro griego de política migratoria, Ioannis Mouzalas.

En Hungría, uno de los países de entrada de los migrantes que quieren llegar a Alemania, la tensión sigue creciendo y 2.000 personas seguían acampando delante de la estación de Keleti de Budapest o en una zona de tránsito del edificio. Un centenar de ellos se manifestaron para expresar su descontento.