Región:
Mundo
Categoría:
Política

Candidato inglés propuso administración conjunta de las Malvinas

En una entrevista que le hizo la BBC se pronunció incluso sobre “un grado de administración conjunta” de las islas con Argentina que pueda resolver el conflicto por la soberanía

Jeremy Corbyn es el aspirante a conducir el Partido Laborista en las internas del 12 de septiembre y aunque en el Reino Unido las discusiones sobre temas económicos y migratorios se imponen, unas declaraciones suyas –que coinciden con la histórica posición del laborismo– a favor del diálogo con Argentina por las Malvinas.

Unas viejas declaraciones del candidato laborista Jeremy Corbyn encendieron las alarmas en el Reino Unido. En la década de los 80, el hoy favorito para quedarse con la conducción del principal partido opositor británico se negó a dar su apoyo a los combatientes ingleses porque consideraba que la Guerra de Malvinas era "un plan de los conservadores" y sus "amigos empresarios" por el que "hombres desempleados fueron enviados a la muerte".

Los dichos de Corbyn fueron sacados a la luz por la prensa británica a sólo diez días de la elección de un nuevo líder del Partido Laborista. A partir del hallazgo, los rastreos siguieron y encontraron variados discursos suyos a favor del diálogo entre Argentina y Gran Bretaña para que haya una gestión conjunta de las Islas.

Sobre mediados de la semana pasada, cuando los sondeos ya le daban un promedio de 53% de los votos para suceder a Ed Miliband en la jefatura del Partido Laborista, comenzaron a reflotarse los comentarios sobre Malvinas.

Weston dijo al Telegraph: “Es una idea repugnante. No veo por qué darles a los argentinos que nunca tuvieron las islas. No tienen derechos sobre ellas”. Y agregó: “Esto puede causar una guerra civil por incentivados argentinos. Esto me asusta enormemente porque él (Corbyn) clama apoyar las libertades democráticas mientras que está sugiriendo tirar afuera la democracia de los isleños de las Falkland”. Desde las islas, siempre con recelo hacia la política exterior de los laboristas, la reacción no fue menor. El consejero isleño Gavin Short opinó que la visión de Corbyn es la de una “pequeña minoría”, que sería muy dañino si gana pero que están convencidos de que lo “pueden educar” sobre el conflicto y la posición isleña.