Región:
Argentina
Categoría:
Sociedad

Che, tango, che

La octava edición del Festival y Mundial de Tango llegó a su fin con la consagración de los argentinos Ezequiel Jesús López y Camila Alegre como los campeones en estilo Escenario

Transcurrieron dos semanas de pura emoción y pasión, por el escenario de la Usina del Arte desfilaron cientos de artistas en recitales y clínicas especialidades, el paseo de productos tangueros y las pistas repletas de visitantes aficionados resultó el marco para una nueva edición de este Festival que crece año a año y se las arregla para sumar adeptos alrededor del mundo. Esta danza que arma cayengue por donde se la escuche nació a la luz de un farol a finales de la primera década del siglo XX principalmente en cercanías del Rio de la Plata, declarado Patrimonio de la Humanidad en 2009 por la UNESCO está más claro que el agua saber cómo llegó a recibir este reconocimiento. Es que resulta hipnotizante ver como hacen propio, como si hubieran nacido en el barrio más porteño de los porteños, las parejas rusas, japonesas, italianas, colombianas y, lo llamativo, es que se trata de algo visceral. Sus letras se encuentran en argot local rioplatense, el lunfardo, por lo que, y sin contar con traducciones masivas de su contenido, se las arregló para fascinar en los rincones más recónditos del globo.

En la pista se ven los pingos, lo dejaron bien en claro las 40 parejas que abrieron la serie de finales con el estilo Pista, inspirado en preservar los profundo de estilo tanguero, ese bien de arrabal, y se batieron en duelo con fiereza, gracia y destreza aguda. Este año el título se quedó en casa, los cordobeses Jonhatan Saavedra y Clarisa Aragon, oriundos de Villa Rumipal (Calamuchita), se consagraron luego de una gran final disputada entre parejas de Argentina, Rusia, Corea del Sur, Colombia, Indonesia, Singapur, Italia, Venezuela, Grecia y Japón en el mítico estadio Luna Park de Buenos Aires. La conmoción del triunfo no les prohibió regalar a la concurrencia una vez más los firuletes, boleo y ocho que los coronaron al ritmo de "El simpático" del Maestro Carlos Posadas.

De lo tradicional a la innovación, el jueves fueron ungidos los campeones en estilo Escenario. El dramatismo, sensualidad e imaginación que aún despierta el tango se vio en el paso de las 18 parejas que llegaron a éste final. La disputa estuvo cabeza a cabeza entre las 11 parejas argentinas, 6 rusas (el dato llamativo de esta noche), una pareja colombiana y otra italiana. Los nervios estaban al tope cuando llegó recital de Raúl Lavié acompañado por el sexteto del bandoneonista Horacio Romo y la presentación de la compañía de baile dirigida por Johann Copes. La tensa calma que antecede al vendaval, en este caso feliz tormenta, finalizó cuando Fernando Bravo, maestro encargado de la conducción, declaró los máximos ganadores de la noche: Ezequiel Jesús Lopez y Camila Alegre, de San Fernando (provincia de Buenos Aires) con un puntaje final de 9721 puntos. El Festival y Mundial 2015 toco fin, pero por suerte redundan los sitios donde se puede sacar viruta al piso hasta que llegue la edición del año próximo.