Región:
Asia
Categoría:
Política

Abrupto final en la reunión para tratar de pacificar el conflicto bélico en la península de Corea

Sin brindar detalles los dos países rivales pasaron a un cuarto intermedio en la reunión convocada para reducir las tensiones que los han llevado al borde de una posible confrontación militar

Las primeras conversaciones de alto nivel en casi un año entre las dos Coreas se realizaron en un clima sumamente tenso y pasaron a un cuarto intermedio.

Los delegados acordaron reanudar la reunión a las 3:00 de la tarde, hora de Corea del Sur (0600 GMT), dijo el portavoz presidencial sudcoreano Min Kyung-wook. Min no reveló ningún otro detalle sobre las charlas, que fueron suspendidas a las 4:15 de la mañana del domingo (en Asia)

Las conversaciones maratónicas no son algo inusual para las Coreas, que han tenido largas sesiones negociadoras en años recientes por asuntos mucho menos importantes

La reunión a puertas cerradas en la aldea fronteriza de Panmunjom, donde se firmó el armisticio que puso fin a los combates en la Guerra de Corea en 1953, comenzó a las 6:30 de la tarde del sábado, poco después del plazo fijado por Corea del Norte para que el Sur desmantelase los altavoces que transmiten propaganda anti norcoreana en la frontera. Pyonhyang había declarado que sus tropas fronterizas estaban en alerta plena de guerra y preparadas para batalla si Seúl no accedía.

En la reunión, el director presidencial de seguridad nacional de Corea del Sur, Kim Kwan-jin, y el ministro de Unificación Hong Yong-pyo dialogaron con Hwang Pyong So, principal funcionario político del Ejército norcoreano, y Kim Yang Gon, un alto funcionario norcoreano a cargo de asuntos surcoreanos.

Hwang es considerado por analistas como el segundo funcionario más importante en Corea del Norte, después del líder Kim Jong Un.

La reunión se produjo en momentos en que una serie de incidentes aumentó los temores de que las tensiones se descontrolen, comenzando con un ataque con mina, presuntamente por el Norte, que mutiló a dos soldados sudcoreanos y la reanudación por el Sur de las transmisiones de propaganda contra el Norte.

El jueves, las fuerzas armadas surcoreanas dispararon su artillería a través de la frontera en respuesta a lo que Seúl dijo fueron ataques artilleros norcoreanos dirigidos contra posiciones del sur.