Región:
Asia
Categoría:
Sociedad

Multitudinaria fiesta en China en honor a Harry Potter

El motivo fue el cumpleaños de J.K. Rowling, que al mismo tiempo corresponde al de Harry, su gran creación

Vestido como Harry Potter, un joven chino atrajo la atención en una fiesta en Beijing en la que los invitados se sentaron en cuatro grupos representando las cuatro casas de Hogwarts, la famosa escuela para magos.

Lin Pin y otros fanáticos chinos de Harry Potter, vestidos como los personajes Ron Weasley y Hermione Granger, asistieron a una fiesta con motivo del 15° aniversario de la llegada de sus alter egos a China. También brindaron en honor de la autora británica J.K. Rowling y su protagonista, Harry Potter, quienes cumplen años el mismo día.

Rowling cumple 50 hoy y Potter cumpliría 35.

El flacucho mago con gafas ha conjurado una enorme base de admiradores en China y ha impulsado el desarrollo de la literatura infantil china desde que la primera de las siete novelas de fantasía fue traducida al chino y publicada en 2000 por la Casa Editorial de la Literatura Popular (CELP).

La serie vendió más de 16 millones de copias en el país, informó CELP, con lo que se mantuvo como un éxito editorial anual.

"Nunca esperé que la serie fuera tan popular en China. Es un milagro", dijo Wang Ruiqin, la persona detrás de la edición china de la serie, durante la fiesta organizada por la CELP.

Wang todavía recuerda cómo su equipo venció a un gran número de competidores chinos en la lucha por obtener el derecho a publicar los libros y cómo se desvelaron traduciendo la fantasía de Rowling al chino. Pero lo que más le impresionó fue el debut del 6 de octubre del 2000.

"Cuando llegué al lugar a las nueve y media de la mañana, la fila de personas daba vuelta a la manzana de la Librería Wangfujing. Algunos habían llegado a las cinco de la mañana", recordó Wang.

Más de 1.500 copias se vendieron en dos horas, lo que estableció un récord para la librería ubicada en el principal distrito de compras de Beijing.

Después de publicar las primeras tres novelas en China, Wang recibió una oleada de cartas de niños de todo el país en las que le contaban lo entusiasmados que estaba con este mundo mágico y que leían y releían los libros una y otra vez.

UNA GENERACION BAJO EL INFLUJO DE UN HECHIZO

Lin Pin, de 27 años de edad, se describe a sí mismo como "súper fanático de Harry Potter". El estudiante de doctorado en literatura en la Universidad de Peking ha escrito ensayos sobre Potter.

"Adoro a Harry. Lo estudio y quiero ser como él", dijo Lin, quien también juega Quidditch, un deporte inventado por Rowling.

Estudiantes de Beijing, Shanghai y otras ciudades están planeando la Primera Copa Nacional de Quidditch para unirse a la diversión de sus pares estadounidenses, quienes adaptaron el deporte y pasaron de las escobas voladoras a correr en campos de fútbol.

Lin es uno de los muchos entusiastas que apodan a Rowling "Luo Shen", o "Tía Rowling". "Shen" significa tía en chino y "Luo" es la abreviatura china para el apellido Rowling.

"Hamifengzi", o "Fanático lunático de Harry", tiene 140.000 seguidores en el servicio de microblogs de Weibo. La cuenta anónima publica noticias sobre los libros y las series cinematográficas adaptadas, traduce los tweets de Rowling al chino y comparte imágenes y videos de los admiradores.

UN MOVIMIENTO DE VARITA MAGICA PARA LA LITERATURA CHINA

En los últimos 15 años, Harry Potter ha impulsado el desarrollo de la literatura infantil en China.

De acuerdo con OpenBook, un investigador del sector librero con sede en Beijing, los libros infantiles han dominado las listas de los éxitos editoriales en los últimos años.

"La literatura infantil china despegó hace 15 años", dijo Yan Xiaoli, una importante editora. "Harry Potter amplió los horizontes de los escritores y los padres de familia chinos. Se enteraron de lo que a los niños realmente les gusta leer y los editores empezaron a prestar atención a libros extranjeros sobresalientes".

"China está cultivando más autores y editores para niños. Muchos de ellos han realizado buenos intentos mezclando elementos mágicos con cuentos de hadas chinos antiguos", dijo.