Región:
México
Categoría:
Sociedad

“De México a la Patagonia”, rodando sueños con Italika

Región:
México
Categoría:
Sociedad
Autor/es:
Por Miguel Sangineto
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

Soñar y desear algo con muchas ganas de lógralo, es contagioso. Que una empresa, como Italika, que pertenece a uno de los grupos más fuertes de México te patrocine, te hace entender, que valió la pena la espera

A veces, cuando tomamos decisiones, creemos que hemos pensado en todo para llegar a esas decisiones. Pero pensar en los pro y los contras, no es lo mismo que vivirlos.

Desde aquel sueño, allá, en mi vieja casa donde me crie, hasta ahora, han pasado 42 años. Pero esos 42 años de espera no se han hecho tan largos como estos últimos tres meses.

Mi sueño, era simple. Recorrer América, unir América en moto. Pero nunca pensé, que mi sueño fuera contagioso.

En estos últimos meses previos a mi partida. Mucha gente ha trabajado en silencio en mi Italika TC250. Si bien yo soy la cara visible en este proyecto, sin toda esa gente, esto no hubiera sido posible.

Que una empresa, como Italika, que pertenece a uno de los grupos más fuertes de México, con 100 años de existencia y con negocios en más de 6 países de Latinoamérica, te patrocine. Te hace entender, que valió la pena la espera.

Mucha gente me dice cómo es que pude lograr que Italika patrocinara mi viaje, dándome una moto nueva para realizarlo, todo el mantenimiento a lo largo del recorrido, que te cuide durante el viaje, y como si esto fuera poco, te regale una moto nueva al finalizar el viaje.

Yo les respondo. Soñar y desear algo con muchas ganas de lógralo, es contagioso.

En más de 30 años de profesión como periodista, me ha tocado cubrir muchos eventos, de todo tipo y características. Pero nunca pensé, que llegaría a cubrir y contar, mi propia experiencia en un viaje así.

Quedan muy pocos días para empezar este sueño tan postergado. Estamos trabajando sobre los últimos detalles.

La logística del viaje, no es un tema menor. Al contrario, es un tema importante en este recorrido, y la gente de Italika, no quiere dejar nada librado al azar.

La realidad es, que en poco tiempo, empezare a rodar por los caminos de América en una travesía que será increíble. Compartiré con Uds. las costumbres del lugar, su gastronomía, y todas aquellas cosas interesantes que se vivan, en el dia a dia.

Acompáñeme en este sueño, y disfrute conmigo los caminos de América.

Gracias