Región:
Europa
Categoría:
Política

Tensión dentro de la coalición de izquierda gobierna Grecia

Alexis Tsipras, primer ministro griego, reorganizó su gabinete para liberarlo de los "rebeldes" del partido quienes votaron en contra de las reformas exigidas por los acreedores internacionales a cambio del acuerdo de rescate.

Alexis Tsipras, primer ministro griego, reorganizó su gabinete para liberarlo de los "rebeldes" del partido quienes votaron en contra de las reformas exigidas por los acreedores internacionales a cambio del acuerdo de rescate. Syriza se encuentra en medio de una revuelta interna por la postura adoptada, tensión dentro de la coalición de izquierda radical que gobierna Grecia. Una de las figuras clave en la nueva alineación es el viceministro de Finanzas, Tryfon Alexiadis, un experto en impuestos, que sustituye a Nadia Valavani. "Estamos enfrentando una tarea difícil en el Ministerio de Finanzas, porque el 'fuego' de la evasión fiscal no ha sido extinguido todavía", dijo Alexiadis a los medios de comunicación después de la ceremonia de investidura en la mansión presidencial en el centro de Atenas con la presencia del presidente griego Prokopis Pavlopoulos. Valavani renunció el miércoles horas antes de votar en contra del acuerdo de rescate. "Sabemos muy bien que éste es un acuerdo duro. El periodo es crítico. Necesitamos restaurar la confianza de la gente en el gobierno" dijo Olga Gerovassilis, nueva vocera del gobierno.

El esbozo del tercer rescate de Grecia en cinco años y la primera ronda de reformas del sistema fiscal y de pensiones fue aprobada con 229 votos en la asamblea de 300 miembros, pero el primer ministro de izquierda tuvo que depender del apoyo de los partidos de oposición a favor del euro luego de enfrentar una "revuelta" dentro de su partido Syriza. Un total de 39 de 149 legisladores de su partido Syriza de Izquierda radical desafiaron la línea del partido en un duro golpe para el primer ministro y que provocó preocupaciones sobre el destino del gobierno de coalición.

En algunas fotos recientes Tsipras aparece muy agotado, sujetándose la cabeza con las manos en las bancadas del Parlamento, el primer ministro, de 40 años, ha tenido que afrontar la desconfianza su propio partido debido a las duras reformas que se ve obligado a asumir en su negociación con los acreedores de Grecia. Esta imagen, menos vigorosa en comparación con la exponía al momento de asumir el poder quedo confirmada a través de las declaraciones que brindó su madre a un semanario local donde se refirió al complicado momento que vive su hijo, que acaba de llegar a un acuerdo con la Unión Europea para que Grecia no salga de la Eurozona. "Últimamente, Alexis no come ni duerme, pero no tiene otra opción, tiene una deuda con el pueblo, que le ha dado su confianza", indicó Artisi Tsipras de 73 años. Además, la madre se quejó que "no tiene tiempo ni para ver a sus propios hijos".