Región:
Asia
Categoría:
Política

Japón impulsa sus fuerzas de autodefensa y genera reacciones chinas

Iniciado el debate en torno al deseo del primer ministro de Japón, Shinzo Abe, de dar un mayor papel a sus fuerzas de defensa la reacción de China no se hizo esperar, envió a su Ministro de Defensa para reunirse con su homólogo y analizar la decisión.

Iniciado el debate en torno al deseo del primer ministro de Japón, Shinzo Abe, de dar un mayor papel a sus fuerzas de defensa el primer ministro de China, Li Keqiang, se reunió con Shotaro Yachi, director del Consejo de Seguridad Nacional de japonés, para adherirse a una política de desarrollo pacífico. Es la primera vez que ambas partes sostienen un diálogo político de alto nivel China-Japón.

La coalición gobernante de Japón dirigida por el primer ministro Shinzo Abe impuso el jueves una serie de iniciativas de ley de seguridad controversiales, las iniciativas permitirán que las fuerzas de autodefensa de Japón participen en conflictos armados en ultramar y ayuden a defender a otros aun si Japón no es atacado. Li dijo que Japón debe continuar apegándose a una política de desarrollo pacífico y jugar el papel debido en la paz, estabilidad y desarrollo regionales, y agregó que las relaciones China-Japón enfrentan tanto desafíos como oportunidades. Aunque ambas partes tienen el deseo de mejorar los lazos bilaterales, las relaciones siguen enfrentando una sensibilidad y complejidad prominentes, añadió.

Japón sigue siendo un aliado clave de Estados Unidos en la zona y, con la escala y el alcance de unas crecientes fuerzas militares chinas, Japón ha decidido modernizar sus propias fuerzas. Su ejército no es más numeroso que el de la Gran Bretaña, pero cuenta con unas impresionantes fuerzas navales: un portahelicópteros, dos barcos equipados con misiles crucero tipo Aegis con sofisticados radares y sistemas de manejo de batallas, unos 34 destructores y nueve fragatas de varios tipos. También tiene unos 80 sistemas de guerra antisubmarina y aviones para el patrullaje marítimo. Dada la potencial amenaza que representa en arsenal de misiles de Corea del Norte, Japón tiene un interés creciente en un sistema de defensa de misiles balísticos, el país alberga dos sofisticados radares de Estados Unidos para detectar tales armas. Actualmente tiene cuatro destructores capaces de neutralizar misiles balísticos junto con interceptores de misiles en tierra PAC-3, de los que se espera haya más. Pero por encima de todo esto, está China, lo que verdaderamente está llevando a Japón a su modernización militar.

La relación entre China y Japón no sólo conlleva el bienestar de las dos naciones sino también tienen una influencia importante en la paz, estabilidad y prosperidad regionales. Primó en el encuentro el llamado a fortalecer los intercambios en general, mejorar los sentimientos de amistad entre los dos pueblos para establecer las bases para el desarrollo a largo plazo de los lazos bilaterales impulsando los intercambios y cooperación. El funcionario japonés coincidió con Li en que existen tanto problemas como oportunidades en los lazos bilaterales. Li mencionó que China se adhiere al camino del desarrollo pacífico y que está comprometida a llevar a cabo una cooperación de amistad con otros países en la región y el mundo.