Región:
América
Categoría:
Sociedad

Lula salpicado por la causa petrolão

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva pasó a ser investigado por fiscales de su país por el presunto delito de tráfico internacional de influencia, lo que según analistas complica aun más a su ya debilitada sucesora Dilma Rousseff

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, padrino político de Dilma y máxima figura del oficialista Partido de los Trabajadores (PT), comenzó a ser investigado por el presunto delito de tráfico internacional de influencias para favorecer a la constructora Odebrecht. Esto expande la magnitud del escándalo dentro de la supuesta red de sobornos que involucra a Petrobras.

La Procuraduría de la República en el Distrito Federal pone la lupa de la justicia sobre el ex presidente luego de que la revista Época y el diario O Globo dieran a conocer numerosos viajes con ejecutivos de Odebrecht a países donde la compañía tiene importantes proyectos financiados por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes). "El proceso se abrió por un plazo de tres meses que puede ser extendido hasta que la procuradora decida si presenta una denuncia. Las penas establecidas en el Código Penal por tráfico de influencias van desde los dos hasta los cinco años de prisión", señaló la oficina de prensa de la Procuraduría.

Según las revelaciones de la prensa brasileña, Lula viajó con ejecutivos de Odebrecht a países donde la constructora tiene fuertes intereses, como Estados Unidos, Panamá, Venezuela, República Dominicana, Cuba, Ghana y Angola, y donde sus obras son financiadas con millonarios créditos del Bndes. Según la empresa, Lula no ha sido consultor de la compañía, pero sí le pagó por realizar conferencias en el exterior a través del Instituto Lula.

El ex presidente permaneció en silencio, fue el también salpicado por el escándalo Instituto Lula quien expresó su "sorpresa" por la decisión de la Procuraduría. "Todo lo que la fiscal solicitó fue entregado por el instituto, que llegó a presentar más de lo que había sido exigido inicialmente. El Instituto Lula cree que hubo poco tiempo para que la procuradora analice el material, pero entiende que es parte de las atribuciones del Ministerio Público investigar denuncias y tendrá la oportunidad de comprobar la legalidad y la decencia de todas las actividades del instituto", señaló en un comunicado, mientras personas cercanas al ex mandatario apuntaron que el caso no tiene vinculación con el escándalo de Petrobras. Según las autoridades judiciales estiman que a través del esquema del petrolão unos 2000 millones de dólares en sobornos fueron desviados de la empresa estatal, dinero que en parte financió campañas electorales de políticos del PT siendo este el punto donde la justicia enlaza las partes investigadas: "Lula" da Silva, Petrobras, Odebrecht y la Fundación Lula. Por el caso se encuentran detenidos una treintena de ejecutivos, el ex tesorero del PT João Vaccari Neto, el actual presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, quien habría recibido sobornos por US$5 millones, y muchos otros delatores que colaboran con la justicia en busca de una reducción de la pena que se aplicara por los delitos cometidos