Región:
América
Categoría:
Sociedad

Chau Francisco!. El papa finalizó su gira por Sudamérica

Los días del papa Francisco en su recorrida por Ecuador, Bolivia y Paraguay estuvieron cargados de momentos y gestos emotivos. Además no faltaron las habituales frases del Sumo Pontífice que buscan generar impacto en la juventud.

Los días del papa Francisco en su recorrida por Ecuador, Bolivia y Paraguay estuvieron cargados de momentos y gestos emotivos. Además no faltaron las habituales frases del Sumo Pontífice que buscan generar impacto en la juventud y críticas a sistemas económicos destinadas a lograr lo que se convierte cada vez en algo más posible: incomodar al poder político.

La histórica visita del papa Francisco finalizó en Paraguay este domingo por la tarde, se trata del segundo Pontífice en visitar el país y protagonizó varios actos durante los tres días de su visita que inició en horas de la tarde del viernes. El Obispo de Roma protagonizó cerca de una decena de eventos y visitas públicas y privadas. Durante los días que permaneció en tierra paraguaya se encontró con autoridades civiles y eclesiales, miembros del cuerpo diplomático, representantes de diferentes estamentos de la sociedad civil, pobladores de una de las zonas más pobres de la capital y los jóvenes. En sus homilías y discursos a lo largo de su recorrido permaneció firme en su mensaje de realzar la figura de la mujer en la historia, luchar contra la corrupción, la violencia y el narcotráfico.

De manera particular a su última parada de la gira realizó un pedido expreso enfatizando que nunca más existan guerras como la de la Triple Alianza, que casi exterminó a la población paraguaya y destacó los avances que se han dado en los últimos años para la consolidación de la democracia, aunque recordó que todavía se deben realizar esfuerzos para una sociedad más justa. Al igual que en las ciudades que pisó con esta gira lo aplausos explotaron cuando le dedicó tiempo a criticar los sistemas económicos pensados para enriquecer a unos pocos e instó a no rehuir al conflicto sino a hacerle frente con el diálogo y a los jóvenes les pidió no ser “jubilados”.

Muchos fieles caminaron kilómetros bajo la llovizna para acceder al predio donde se celebró la misa el domingo, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad con policías, bomberos y militares con armas largas. Otros durmieron sobre cartones, pequeñas mantas o colchones inflables sobre el lodo durante la vigilia. Más de un millón de personas se congregaron en un campo de la Fuerza Aérea cubierto de lodo, en el que el Pontífice ofició su última ceremonia religiosa antes de regresar a Roma y pidió a todos abrir los corazones al prójimo.

El Papa Francisco se despidió el domingo de los feligreses de Sudamérica pidiendo a los jóvenes que "hagan lío" pero ayuden después a limpiar el desorden, en el último día de una gira en la que abogó por los pobres y marginados, fustigó la corrupción, y condenó el capitalismo salvaje.