Región:
México
Categoría:
Sociedad

El Chapo Guzmán se fugó por segunda vez

El mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera, líder del cártel de Sinaloa, se fugó la noche del sábado de un penal en el central Estado de México. Siendo éste su segundo escape de una cárcel de máxima seguridad en el país pone en jaque al Gobierno federal.

El mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera, líder del cártel de Sinaloa, se fugó la noche del sábado de un penal en el central Estado de México. Siendo éste su segundo escape de una cárcel de máxima seguridad en el país pone en jaque al Gobierno federal.

El famoso capo, quien fuera detenido el 22 de febrero de 2014 en Mazatlán (noroeste), se encontraba recluido en el Penal Federal del Altiplano número I para enfrentar cargos en el país y con una solicitud de extradición a Estados Unidos donde se ofrecía, antes de su captura, hasta cinco millones de dólares por proporcionar información valiosa que llevara a su captura. En aquella ocasión se puso en duda la veracidad de su identidad por lo que debieron confirmarla a través del resultado de un perfil genético mediante ADN, huellas y un estudio fisonómico. Esta madrugada la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), dio a conocer oficialmente que se emitió "la alerta correspondiente" luego de que el sistema de videovigilancia perdió al poderoso capo minutos después de que entrara al área de la regadera, donde habitualmente utilizaba para su aseo personal y lavan sus enseres.

¿Cómo logró escapar El Chapo Guzmán?

"Tras notar su ausencia mediante el sistema de video vigilancia, se activó la alerta por la evasión. El personal del centro penitenciario hizo una revisión en la celda y en ella encontró una boca de túnel", así detalló lo ocurrido Monte Alejandro Rubido García, secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública de México (SNSP). “El túnel empezaba con un hueco de forma rectangular, de unos 50 por 50 centímetros y 1,5 metros de profundidad, "en el área de la regadera [ducha]", precisó. El túnel llevaba a una elaborada red de orificios, este primer túnel comunicaba con un conducto vertical de aproximadamente 10 metros de profundidad habilitado con una escalera. A su vez, este conducto llevaba a un túnel de 1,7 metros de altura y de 70 a 80 centímetros de ancho que se extiende por una longitud aún indeterminada, pero que en línea recta de punto a punto representa más de 1,5 kilómetros.

La red de túneles estaba muy bien equipada y preparada deliberadamente para El Chapo, subrayó el funcionario, contaba incluso con tuberías de ventilación y alumbrado. A Guzmán le esperaba allí una motocicleta adaptaba sobre rieles como mecanismo de tracción mediante la cual, muy probablemente, fue extraída la tierra resultante de la excavación, y que también sirvió para transportar las herramientas y la maquinaria utilizadas para la perforación. "A lo largo del túnel se encontraron instrumentos de construcción, tanques de oxígeno, recipientes con combustible, madera de cimbra y tubería PVC, entre otros objetos", detalló Rubido. El pasaje desemboca en unas obras de construcción situadas al suroeste del centro federal.

Afuera por segunda vez

Tras esta noticia no se hicieron esperar las múltiples reacciones en las redes sociales donde se cuestiona la capacidad de la justicia mexicana. La primera ocasión en que se fugó fue el 18 de enero de 2001 del penal Puente Grande Jalisco (occidente) y, luego de ello, pasó a ser el segundo hombre más buscado por el FBI y la Interpol después de Osama Bin Laden.

Guzmán Loera, nacido el 4 de abril de 1957 y oriundo de Culiacán (Sinaloa) es uno de los once hijos que procrearon Emilio Guzmán Bustillo y María Consuelo Loera. La familia de Joaquín Guzmán ha tendido ocho bajas, cuatro fueron asesinados y otros cuatro detenidos, además de que uno de sus hijos, Edgar Guzmán López de 22 años, fue asesinado en 2008 en un centro comercial de Culiacán. El "Chapo", quien así lo apodan desde pequeño por su baja estatura, se inició en el narcotráfico desde temprana edad pero fue en 1980 cuando se asoció con el capo Miguel Angel Félix Gallardo, líder entonces del cártel de Guadalajara, junto con los Arellano Félix. No obstante en 1989, y una vez detenido y procesado Félix Gallardo, la célula criminal se dividió y Guzmán Loera se trasladó a Culiacán donde fundó el hasta ahora poderoso cártel de Sinaloa. Mientras que los hermanos Arellano Félix se colocaron en Baja California y crearon el Cártel de Tijuana. Desde entonces, ambos grupos se enfrentaron y en la década de los 90 Guzmán Loera logró tomar el control en Guadalajara para transportar la droga a través de túneles a Estados Unidos provenientes de Colombia. Fue en junio de 1991 cuando se logró su primera captura en Ciudad de México pero al final, y tras sobornar al jefe de la policía, logró escapar. En Guatemala, pocos días después, fue capturado y entregado a México donde fue encarcelado y ocho años después logró fugarse de Puente Grande, a las afueras de Guadalajara.

Desde entonces, el capo, considerado e inclusive por la revista Forbes como uno de los hombres más ricos del mundo, se convirtió en el segundo hombre más buscado por el FBI y la Interpol después de Osama Bin Laden.