Región:
México
Categoría:
Sociedad

Record: México sumó 33 bienes reconocidos como Patrimonio Mundial por UNESCO

México se erige como el país en toda América con más bienes inscritos como Patrimonio Mundial por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés) con un total de 33.

De los 33 bienes mexicanos inscritos en la lista de ese organismo multinacional, 27 se encuentran como Patrimonio Cultural, cinco en la de Patrimonio Natural y uno como Bien Mixto, luego de que la víspera la UNESCO inscribió el "Acueducto del Padre Tembleque: Sistema Hidráulico" como Patrimonio Mundial. El Acueducto, que se extiende entre las ciudades de Zempoala, Hidalgo y Otumba, en el centro de México, fue erigido durante 17 años, o sea desde 1554 hasta 1571, por 40 comunidades indígenas que aportaron 400 trabajadores de la cantera (piedra con la que está construido el acueducto), así como albañiles, peones y carpinteros. El financiamiento estuvo a cargo de las mujeres de los pueblos originarios de los actuales estados de México e Hidalgo (centro del país), quienes fueron beneficiados con el abasto de agua, y que produjeron textiles para financiar las obras.

Esta fue la única candidatura que México presentó a la reunión de este año del comité del patrimonio de la UNESCO. La candidatura mexicana formaba parte del total de 36 lugares que aspiran a ser declarados patrimonio mundial de la UNESCO para ser analizadas en la reunión de este año.

El Comité del Patrimonio Mundial, en su sesión 39 que se realizó en la ciudad alemana de Bonn aprobó la postulación de ese Acueducto al tratarse de un complejo hidráulico más importante construido durante la época del virreinato en el continente americano. Dicha inscripción representa un reconocimiento al Valor Universal Excepcional de esta obra de ingeniería hidráulica. Cuenta con una extensión de 48,22 kilómetros, desde la ladera del volcán Tecajete, ubicado en el oeste de la ciudad de Zempoala, Hidalgo, hasta el municipio de Otumba, en el estado de México.

En su trayecto, destacan el arco central, con una elevación de más de 35 metros, además de los ramales, acequias, cajas de agua, distribuidores, aljibes, pilas y fuentes que datan de la misma época. México, en tanto que Estado Parte de la Convención del Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1984, respalda la política establecida por el Comité del Patrimonio Mundial que obliga al Estado mexicano a conservar y preservar, bajo la supervisión de la UNESCO, los bienes y sitios inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial, señala un documento del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta). En particular, destaca el trabajo de conservación y restauración de la Dirección general de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural del Conaculta que, junto con el INAH, permitió recuperar sistemas constructivos tradicionales con apoyo de la mano de obra local.

Con este logro, el gobierno de México refrenda su compromiso con la protección, conservación, preservación y revalorización del patrimonio cultural y natural del país latinoamericano.