Región:
Europa
Categoría:
Sociedad

Hungría construye un vallado de 175 km para que no entren inmigrantes

Ante las protestas por la determinación de hacer el vallado, el Gobierno húngaro ha respondido que más de 60.000 personas han ingresado ilegalmente al país este año

Hungría planea construir una valla de alambre a lo largo de su frontera sur a fin de detener el influjo de refugiados e inmigrantes. Esta decisión está provocando protestas por parte de los países vecinos.

El Gobierno húngaro declaró el miércoles que construiría una valla de alambre de 4 metros de altura y 175 kilómetros de longitud a lo largo de su frontera con Serbia. El costo de la construcción se ha calculado en 6.500 millones de forints, es decir, alrededor de 23.500.000 dólares.

La valla tiene como fin detener el ingreso de refugiados e inmigrantes ilegales provenientes de Siria, Afganistán y otras zonas de conflicto cuyos ciudadanos ven a Hungría como una puerta de entrada a Europa Occidental.

Bulgaria y Grecia, países que son también miembros de la Unión Europea, han instalado barreras en sus fronteras por razones similares.

Sin embargo, el plan de Hungría ha provocado grandes críticas. Serbia ha argumentado que la construcción de semejante valla no sería útil para resolver el problema.

El Gobierno húngaro ha respondido que más de 60.000 personas han ingresado ilegalmente al país este año.

Se anticipa que los líderes de la Unión Europea discutan cuotas para aceptar refugiados que atraviesan el mar Mediterráneo en la cumbre que celebrarán en Bruselas a partir del jueves.

Hungría manifestará su oposición a las cuotas, alegando que no puede aceptar ya más personas en su territorio.