Región:
Asia
Categoría:
Sociedad

Estado Islámico ejecutó a uno de los rehenes japoneses

Región:
Asia
Categoría:
Sociedad
Autor/es:
Por NHK
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

Además exigen la liberación de una mujer que está condenada a la pena capital en Jordania a cambio del rehén japonés Kenji Goto

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, confirmó que la foto subida a internet en la que se muestra el cadáver de Haruna Yukawa, uno de los dos japoneses secuestrados por Estado Islámico, es auténtica.

El mandatario nipón habló sobre un mensaje publicado en internet a últimas horas del sábado, hora japonesa. En él se incluye una imagen del periodista independiente Kenji Goto mostrando una foto del cadáver del otro cautivo, Haruna Yukawa.

Abe dijo que, al ver la imagen, se sintió profundamente apesadumbrado y que no tenía palabras para explicar lo que deben estar sufriendo las familias de los secuestrados. Agregó que un acto terrorista de estas características no puede ser perdonado y que siente mucha rabia.

Militantes que dicen pertenecer al grupo Estado Islámico exigen la liberación de una mujer que está condenada a la pena capital en Jordania a cambio del rehén japonés Kenji Goto.

El sábado se colgó en internet la imagen fija de Goto con un mono naranja en la que parece sujetando una fotografía de lo que sería el cadáver del otro rehén, Haruna Yukawa.

La foto está acompañada de una grabación sonora en la que habla un hombre en inglés que se presenta como Goto. Dice que los militantes ya no piden dinero por su puesta en libertad, sino canjearlo por Sajida al-Rishawi. Esta fue condenada a muerte tras su participación en 2005 en unos atentados con bomba en Ammán, la capital de Jordania, en los que murieron más de 50 personas.

Los atentados podría haberlos llevado a cabo un grupo denominado Al Qaeda en Irak, el predecesor de Estado Islámico.

Funcionarios jordanos no han respondido formalmente a la nueva exigencia.

Japón ha creado un grupo de crisis en Ammán para afrontar el tema de los rehehes. El primer ministro Shinzo Abe telefoneó al rey de Jordania, Abdulá, pidiéndole su colaboración.