Región:
Argentina
Categoría:
Negocios

Chocolatín Jack: se dejo de fabricar hace 2 años y no tuvo reemplazante

Acompañaron el éxito de los Titanes de Martín karadagian o los entrañables personajes de García Ferré. Un sabroso chocolate con un muñequito de 3,5 cm como sorpresa

Fueron los chocolates preferidos de los niños durante muchas décadas. Acompañaron el éxito de los Titanes de Martín karadagian o los entrañables personajes de García Ferré.

Un sabroso chocolate con un muñequito de 3,5 cm como sorpresa.

Un clásico de los padres de la década del 70 era llegar a la casa con el chocolatín, que además de muy rico, traía un muñequito coleccionable. Un 2 en 1 que solo ofrecía Felfort.

Y la clave era, además de los personajes de moda, el sabor del más rico chocolatín.

Se comenzó a comercializar en la Argentina en 1956, y los primeros regalos eran diges y pulseritas, más adelante, hacia la década del ´70, se incorporaron los muñequitos.

Como dijimos los clásicos del chocolatín eran los muñequitos con los personajes de García Ferré, como Hijitus, Trapito o Petete, también los personajes de Titanes en el Ring tuvieron su lugar en el pequeño chocolate. También los famosos payasos españoles Gaby, Fofo y Miliky, además de algunos personajes de Disney.

Hacia la década del ´80 se incorporaron personajes de dibujos americanos como el Coyote o el Correcaminos. Desde 1970 hasta fines de la década del ´90, los muñequitos se fabricaron en la Argentina, con materiales no tóxicos y pintados ¡a mano! Si, a mano, un trabajo totalmente artesanal.

Desde finales de los ´90, debido a los costos, los muñequitos Jack entraron también en la era “Made in China” y comenzaron a fabricarse en el país asiático. Los personajes en éste último tiempo fueron de los más variados, Los Simpsons, Superman, el Hombre Araña y demás superhéroes.

Desde marzo de 2012 el chocolatín Jack se dejo de hacer y vender al público. Algunos dijeron que se discontinuó por problemas con la provisión de los muñequitos. Otros hablaban de otros motivos, solo Marta Fort sabrá.