Región:
América
Categoría:
Tecnología

Prueban astronave que en el futuro llevará astronautas al espacio exterior

Será la primer puerba para llevar seres humanos al espacio exterior desde el lanzamiento del Apolo XVII el 7 de diciembre de 1972 fue el último viaje a la Luna, y la última cápsula tripulada en dejar las proximidades de la Tierra

La nave Orion partirá el jueves para un vuelo de prueba orbital no tripulado. Es la nueva astronave diseñada para que seres humanos viajen al espacio exterior desde el programa Apolo.

Está todo listo en plataforma de lanzamiento del cohete Delta IV. En la esquina superior derecha del reloj que marca la cuenta regresiva muestra la leyenda "Vuelo de Prueba de Orion" en letras rojas.

El lanzamiento del Apolo XVII el 7 de diciembre de 1972 fue el último viaje a la Luna por parte de cualquier país, y la última cápsula tripulada en dejar las proximidades de la Tierra.

La Orion no llevará tripulación durante el vuelo inaugural programado para durar cuatro horas y media, y estará confinada a la órbita terrestre.

Pero tratará de alcanzar una altitud de 5.800 kilómetros (3.600 millas), y desarrollar una velocidad de 32.200 kph (20.000 mph).

Para este lanzamiento se usará un cohete Delta IV, pero las futuras Orion se lanzarán con un Sistema de Lanzamiento Espacial, o SLS, de la NASA, que aún está en desarrollo.

El SLS habrá de llevar a los astronautas a asteroides, a Marte y más lejos.

Cambian histórico reloj en la Nasa:

La semana pasada, el viejo reloj que databa del lanzamiento del Apolo XII en 1969 fue retirado. Y en su lugar se colocó la nueva pantalla en el mismo sitio del centro de prensa del Centro Espacial Kennedy que, junto con el asta bandera cercana, se ganó una designación como patrimonio histórico nacional.

El nuevo reloj tiene casi ocho metros (26 pies) de largo y dos metros (7 pies) de alto, un pie más alto que el anterior.

El portavoz de la NASA George Diller dijo que el viejo reloj, aunque todavía funciona, requería reparaciones y mantenimiento muy caros. Las refacciones eran difíciles de conseguir también.

La nueva pantalla de 280.000 dólares, similar a las usadas en los estadios, puede desplegar varias imágenes además del reloj.