Región:
Argentina
Categoría:
Sociedad

Polémica por toque de queda para menores en ciudad de Misiones

En Alba Posse, Misiones, las autoridades dispusieron que los menores de 15 años sean detenidos por la policía. La diputada Julia Perié se mostró preocupada porque "la policía de la Provincia de Misiones se ha visto involucrada en gravísimos hechos"

La diputada nacional del Frente para la Victoria, Julia Argentina Perié, expresó a través de un proyecto de Resolución ante la Honorable Cámara de Diputados su "preocupación por la disposición de las autoridades del Municipio de Alba Posse, en la Provincia de Misiones, de prohibir la presencia en la vía pública de personas menores de 15 años después de las 22.00 horas, y más preocupante aún, de ordenar a la policía local demorarlos en caso de encontrarlos en esa situación, todo ello con el objetivo de evitar la vagancia, la drogadicción y el alcoholismo", refirió.

El proyecto contempla solicitar a la Secretaría Nacional de la Niñez, Adolescencia y Familia un informe acerca de las medidas adoptadas por el organismo respecto de esta ordenanza, incluyendo pedido de informes y estadísticas.

El documento explica que, según fuentes periodísticas, las autoridades del Municipio de Alba Posse, en la Provincia de Misiones, han argumentado que la ordenanza "es una medida de prevención. Desde los 12 hasta los 15 años, los niños viven una situación crítica en la que son un poco rebeldes y propensos a tomar alcohol y otras sustancias prohibidas. Es una edad donde con facilidad los extraños pueden llevarlos a consumir estas sustancias". A estas declaraciones, el Intendente le añadió otras en las que manifestó: "La medida fue para darle contención, protección y tranquilidad al pueblo. Hace algunos años empezamos a sufrir situaciones de robos, accidentes de tránsito, drogadicción y alcoholismo, que ocurren por la noche y donde los más chicos están involucrados...En base a este análisis y la preocupación de los vecinos se tomó la medida. Hoy tenemos excelentes resultados y los padres nos agradecen porque los chicos vuelven a sus casas temprano y a salvo. No toman ni se falopean y rinden mejor en la
escuela", manifestó a la prensa el intendente, explica el Proyecto.

Al respecto, la legisladora manifestó que "las preocupaciones del Intendente de Alba Posse son comprensibles y atendibles, y creo efectivamente que las autoridades públicas tienen la responsabilidad de buscar soluciones a estos serios problemas sociales. Sin embargo, se ha perdido de vista que esta medida de prohibir la presencia y circulación de adolescentes y jóvenes menores de 15 años en la vía pública después de las 22.00 horas, en realidad constituye una limitación a las libertades de esta franja de la población, que si bien son personas en formación, eso no significa que no ejerzan sus libertades y tengan derechos, como bien lo reconoce la Ley 26.061 y la Convención de los Derechos del Niño, de raigambre
constitucional", declaró.

También el documento aborda la problemática desde el punto de vista que "la disposición comunal tiene el serio riesgo de promover la estigmatización de "los menores" al asociarlos con elconsumo de alcohol, o de drogas, o con el delito, incluso con la "vagancia", una tendencia creciente en nuestro país, que hay que intentar evitar en tanto no resulta el camino más adecuado para resolver los problemas de inseguridad", dice y agrega que "en realidad, esta medida de explícito contenido prohibitivo, no parece atacar las causas profundas de los problemas que el Intendente de Alba Posse describe, siendo las políticas públicas a largo plazo y consistentes respecto de las generaciones futuras, lo que permite fortalecer los lazos sociales de compromiso y solidaridad", sentencia el Proyecto.

Y continúa diciendo: "lo que no podemos aceptar bajo ningún punto de vista es la segunda parte de esta medida municipal, que consiste en ordenar a la policía local que proceda a demorar o detener a las personas menores de 15 años que sean encontradas en la vía pública después de las 22.00 horas. Esto no es más que "policializar" la problemática, algo que no podemos aceptar. Si la medida hubiera contemplado la creación de un cuerpo de trabajadores/as sociales, o docentes, o algún otro cuerpo municipal con experiencia en el trato de jóvenes en situación de calle, la ordenanza hubiera merecido otra consideración. Pero dejar todo en manos de las fuerzas policiales es realmente peligroso, además de ser también ilegal", asegura.

Por último, la legisladora misionera subrayó que "no podemos dejar de recordar aquí que la policía de la Provincia de Misiones se ha visto involucrada en gravísimos hechos de tortura y detenciones arbitrarias, como ocurrió por ejemplo en el caso de Tati Piñeiro de Puerto Esperanza. ¿Cómo es posible entonces dejar a las adolescentes menores de 15 años, por la noche, en manos de fuerzas policiales?", concluyó.