Región:
Mundo
Categoría:
Deportes

Alemania y Francia vuelven a verse las caras

Francia es un conjunto que puede sentir la juventud y falta de experiencia en definiciones mundialistas, además viajó a Brasil sin su máxima figura y caudillo Frank Ribery

Francia y Alemania vuelven a verse las caras, en partidos eliminatorios. Revive aquella batalla deportiva de 1982 cuando Alemania venció por penales tras ir perdiendo en tiempo suplementario 3-1. Los franceses intentaron pasar a finales en 1986 pero otra vez chocaron con los teutones, en ese mundial Michel Platini anunció su retiro de la selección gala tras la derrota 2-0.

En este 2014, los equipos llegan parejo, aunque parece que Francia tiene un poco más de resto después del 2-0 ante Nigeria, concretado en los 90 minutos, en ese partido dió la impresión de que lo ganaron sin mucho sacrificio. Alemania en tanto debió sufrir para doblegar a Argelia en el tiempo suplementario por 2 a 1.

En el aspecto individual, ambos equipos cuentan con goleadores temibles Karim Benzema en Francia y Thomas Mûeller en Alemania. Los mediocampistas son parejos Mathieu Valbuena y Paul Pogba tienen buen manejo de pelota y llegan a posición de gol, ellos son el termómetro del equipo que entrena Didier Deschamps. Por el lado alemán tenemos al exquisito creativo Mesut Ôzil y el gran recuperador Toni Kroos.

Francia es un conjunto que puede sentir la juventud y falta de experiencia en definiciones mundialistas, además viajó a Brasil sin su máxima figura y caudillo Frank Ribery. Depende mucho de sus individualidades. Sin embargo se han ensamblado muy bien, el técnico es una persona seria, respetada y es quien ha dado tranquilidad a un conjunto conocido por sus actos de indisciplina. Intentarán jugar con pelota controlada y abrir la cancha con Pogba y Blaise Matuidi para que lleguen a la zona de definición Benzema y Olivier Giroud. La defensa es segura y no ha pasado grandes sobresaltos, el destacado en la zaga es el experimentado jugador del Manchester United Patrice Evra.

Los alemanes han llegado como favoritos y no han defraudado hasta el partido con Argelia al que superaron en tiempo suplementario. A su favor cuentan con la experiencia de participar siempre de las definiciones mundialistas, tiene jugadores con trayectoria y experiencia como el defensa Per Mertesacker o su capitán Philipp Lahm, mezclados con la juventud que aportan Ôzil, Mûeller o Mario Gôetze. El técnico Joachim Lôw armó un equipo que basa su estructura como todos los equipos alemanes en la fortaleza física y en esta oportunidad le ha quitado el manejo de la pelota a Ôzil, lo utiliza como media punta y el equipo apuesta más a la velocidad y a definir el partido dentro del área donde se destacan Mûeller y Gôetze. Las defensas están bajo la mira ya que le han llegado mucho con centros aéreos que provocaron algunas dudas. El arquero Manuel Neuer ha respondido muy bien.

Un duelo de selecciones europeas que apuestan al vértigo y al brillo de sus individualidades. No hay pronostico, solo sentarse a disfrutar del fútbol.