radio en vivo
2017-11-26 22:24 Sociedad

Es hora de repensar los Derechos Humanos

Mundo

De

Para

Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.
Enviar noticiaImprimir noticia

¿ Será este el tiempo de mirarnos a los ojos, las manos tendidas buscando las virtudes de cada cual para hacer nuevamente de la inmensa causa de los Derechos Humanos aquel lugar de siempre en el encuentro?

Conmemorando el Día Internacional de la eliminación de la Violencia contra la Mujer, intento este homenaje aportando a un debate imprescindible: repensar los alcances y prácticas de los Derechos Humanos para hacer de ellos un instrumento de la actualidad.

La tarde noche del 25 de noviembre de 1960, estalló en el cielo dominicano un alarido de dolor. Encontraron los  cuerpos destrozados de Minerva, Patria y María Teresa Mirabal. Obra infame del Dictador Trujillo.

Se me hace que, en ese mismo instante Pedro Mir, Poeta dominicano, comenzó su definitivo "Amén de Mariposas", donde  escribió para siempre:

"Cuando supe que habían caído las tres hermanas Mirabal me dije: la sociedad establecida ha muerto", para decir luego..."supe entonces que el asesinato ocupaba el lugar del pensamiento...". Sinrazón hecha fundamento. Tan actual. 

 

Aquí y ahora  les invito, en Argentina como espejo de dolores profundos que no cesan, a mirar aquellos dolores y estos otros, los de hoy, los que  buscan escapar del atronador e insensato retumbar  de  supuestas verdades eternas, del discurso único que se apropia de todas las verdades, incluida la verdad que dejó de ser común a los argentinos cuando sentíamos a los Derechos Humanos como un Valor a proteger  juntos, en cada esquina, sin  miradas parciales ni pidiendo permiso por algo que nos duele a todos al mirar el asesinato que ocupó el lugar del pensamiento en la oscura noche del  76.

En estos tiempos que interpelan supuestas verdades reveladas, necesitamos ampliar también la mirada y la base del Movimiento de Derechos Humanos.

Pedro Mir insiste en mis oídos: "La Sociedad establecida ha muerto". 

¿ Será este el tiempo de mirarnos a los ojos, las manos tendidas buscando las virtudes de cada cual para hacer nuevamente de la inmensa causa de los Derechos Humanos aquel lugar de siempre en el encuentro?

El compromiso frente al horror del  terrorismo de Estado, imprescindible y dignificante, necesita ser complementado por otras expresiones organizativas que en estos años han dado muestras de compromiso con las víctimas de otras atrocidades y que la valiente irrupción de estas ONGs hacen repensarlo todo y hasta  nos desafían a modificar la definición sobre la mirada histórica de los Derechos Humanos como responsabilidad exclusiva del Estado y entender que la violación de estos Derechos ya no queda solo en manos de los Estados, también hay víctimas de  narcos, de la violencia de género, de los dramas de la trata de personas, el acoso escolar o de las víctimas de delitos, entre otras, que se han ganado con creces un lugar en el Movimiento de los DDHH y es hora de abrazar sus causas con el mismo énfasis que lo hacemos con las anteriores.

 Estas dignas actividades de Madres, Familiares, amigos, compañeros  de estudio o de trabajo que cambian sus vidas para siempre frente a estos dolores y violaciones de DDHH, conforman un  amplio abanico de actividades que encaminan a diario respuestas para construir Cultura de Paz allí donde hay Cultura de Violencia y que con sus acciones modifican y engrandecen el Movimiento de los DDHH, nos están poniendo a prueba en nuestra sensibilidad y piden en silencioso y atronador reclamo, su participación plena. Se lo han ganado y no podemos esperar más en ir hacia ellos y decirle, vengan, aquí estamos juntos.

Más  instrumentos para nuevos desafíos. Ampliar la respuesta para promover inclusión y protección de los Derechos Humanos, construir Ciudadanía y fortalecer la Democracia.

Un intento de volver a caminar juntos con todos los que estamos interesados en hacer del Movimiento de Derechos Humanos, un inmenso Movimiento por la Paz.

Pedro Mir me interpela una vez más: cierra su Poema asegurándonos que "Aún no era el fin. No era el fin". Por las Mirabal de ayer y de hoy. Por los Derechos Humanos de la Paz.

 

Por Patricia Perez, Directora ILAPyC Instituto Latinoamericano para la Paz y la Ciudadanía

De

Para

Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.
Enviar noticiaImprimir noticia
  • Futura Real Estate
  • Senado de la Nación
  • oficina taiwan
  • app diario ABC MUNDIAL
  • VESSEL EN INTERIORES
  • Premium auolet
  • VESSEL
Moneda Compra Venta
Dolar ${dolar_c} ${dolar_v}
Euro ${euro_c} ${euro_v}
Real ${real_c} ${real_v}
  • Graciela Cabal web