radio en vivo
2017-11-28 22:22 Sociedad

Mi viaje como Musulmán en Argentina

Argentina

De

Para

Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.
Enviar noticiaImprimir noticia

Los actos de estos terroristas están en absoluta contradicción con el Islam y los musulmanes de la Comunidad Ahmadía están aclarando esta mala interpretación al propagar y practicar las enseñanzas verdaderas, justas y pacíficas del Islam en todo el mundo

  • Hazrat Mirza Masroor Ahmad, My journey as a Muslim in Argentina Marwan Gill, Imam of the Ahmadiyya Muslim Association in Argentina

Una de las conversaciones más memorables que tuve con un argentino fue cuando asistí a un evento y me presenté como teólogo islámico. La respuesta inmediata fue “¿no perteneces a uno de esos grupos terroristas, verdad?" Estaba completamente sorprendido con esa pregunta, pero al imaginármelo desde su punto de vista, pude entender su miedo. Hace poco hubo un ataque terrorista en una de las mezquitas en Egipto dónde tristemente murieron más de 300 inocentes. Lamentablemente, los actos malvados de ciertos grupos llamados “islámicos” no solamente han creado desorden en los países musulmanes, sino también causan el miedo y conceptos erróneos se propagan en los países occidentales. La gente en Occidente está cada vez más asustada del Islam y lo considera una amenaza para su civilización.
Los actos de estos terroristas están en absoluta contradicción con el Islam y los musulmanes de la Comunidad Ahmadía están aclarando esta mala interpretación al propagar y practicar las enseñanzas verdaderas, justas y pacíficas del Islam en todo el mundo.
Los musulmanes de la Comunidad Ahmadía creen en Hazrat Mirza Ghulam Ahmad (1835-1908) como el Mesías Prometido cuyo advenimiento fue profetizado por el fundador del Islam, el Santo Profeta Muhammad (que la paz sea con él). Nosotros, los musulmanes de la Comunidad Ahmadía, no queremos ganar ningún poder político o territorio, pero queremos conquistar los corazones de las personas predicando y practicando el verdadero Islam. 
No hemos establecido misiones en diferentes partes del mundo para tomar o pedir algo a cambio, sino que queremos devolver algo a la sociedad para crear un lugar de amor, armonía y justicia, tal como lo mandamos a los musulmanes en el Sagrado Corán:
“En verdad, Al-lah os ordena permanecer en la justicia y dispensar un trato amable, y dar como se da a los parientes…” (Capitulo 16, versículo 91). 
Por lo tanto, el Corán no solo exige a los musulmanes que sean justos, sino que ha establecido un estándar mucho más elevado para tratar a los demás. Cuando Al-lah el Todopoderoso dice, “dar como se da a los parientes”, Él requiere que un creyente favorezca a los demás y siempre desee lo mejor para ellos. Requiere que los musulmanes traten a todas las demás personas como a sus familiares cercanos. Obliga a que se esfuercen por amar a los demás, sin ningún deseo de recompensa, al igual que una madre ama incondicionalmente a su hijo. Es importante notar que el Corán no dice que un musulmán debe tratar solamente a sus compañeros musulmanes, sino que dice que deben amar a “todos” y esto incluye tanto a los musulmanes como a los no musulmanes.
Por consiguiente, la definición de “musulmán” según el Santo Profeta Muhammad (que la paz sea con él) es que un verdadero musulmán desea para sus semejantes (musulmanes y no musulmanes) lo mismo que desea para sí mismo.
Por lo tanto, los musulmanes de la Comunidad Ahmadía, que están unidos en todo el mundo bajo la guía espiritual de Su Santidad y Califa, Hazrat Mirza Masroor Ahmad, se están esforzando por conseguir dos grandes objetivos:
En primer lugar, para que la humanidad reconozca a Dios el Todopoderoso y lo adore y para que cumpla con los derechos que Él tiene sobre nosotros. En segundo lugar, para que la humanidad se respete y se honre mutuamente y también para que cumpla con los derechos que se deben el uno al otro.
Al explicar los esfuerzos y las tareas de la Comunidad Musulmana Ahmadía para crear paz y justicia en la sociedad, Su Santidad y Califa, Hazrat Mirza Masroor Ahmad dijo durante una conferencia de prensa en Canadá:
"No tenemos ningún poder mundano, así que todo lo que podemos hacer es continuar predicando pacíficamente las verdaderas enseñanzas del Islam. Es un proceso lento, pero un día ganaremos los corazones de las personas y las brutalidades atestiguadas en el mundo de hoy se detendrán. Estamos muy decididos y nunca renunciaremos a nuestras tareas”.
Es con esta determinación que comienzo mi viaje como musulmán en Argentina y emprendo las tareas importantes destacadas por Su Santidad, de modo que la próxima vez que me presente como teólogo islámico, la respuesta que recibiré será: "entonces eso significa que eres un embajador de paz y amor”. 

[email protected]

 

Por Marwan Gill, Imam of the Ahmadiyya Muslim Association in Argentina [email protected]

De

Para

Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.
Enviar noticiaImprimir noticia
  • Futura Real Estate
  • Senado de la Nación
  • oficina taiwan
  • app diario ABC MUNDIAL
  • Legislatura
  • VESSEL EN INTERIORES
  • VESSEL
Moneda Compra Venta
Dolar ${dolar_c} ${dolar_v}
Euro ${euro_c} ${euro_v}
Real ${real_c} ${real_v}
  • Graciela Cabal web