radio en vivo
2017-09-17 17:26 Sociedad

La Argentina democrática se hace con paz, no con bombas molotov

Argentina

De

Para

Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.
Enviar noticiaImprimir noticia

El camino iniciado en Argentina resulta esperanzador, incipiente pero alentador y merece nuestro apoyo como oposición a cualquier forma de violencia política que busque argumentos para interrumpir de alguna forma el camino Democrático

  • La Argentina Democrática se hace con Paz, no con bombas molotov. Patricia Perez, Directora ILAPyC  Instituto Latinoamericano para la Paz y la Ciudadanía

Las bombas, violencias y amenazas vienen embruteciéndonos desde los albores de nuestra conformación nacional. Siempre, al decir del Filósofo Tomás Abraham cuando prologa Genealogía del Racismo de Michel Foucault, hace falta un argumento para proceder a la masacre, el exterminio del diferente a nuestra construcción, siempre parcial, de igualdad. Desde unitarios y federales padecemos ese estigma. Tal vez antes lo sufrimos en los enfrentamientos sangrientos de godos, criollos y originarios.

Para darle una oportunidad a esta forma de vida democrática que construimos día a día,  aferrados a la idea de hacer alguna vez de este pedacito del mundo, una tierra donde vivir en Paz, de hacer codo a codo una República, tenemos que salir de la creencia suicida de pensar en la verdad como un patrimonio único afín a nuestras ideas y cosmovisiones del mundo, de la región y del país. Tenemos que hacer el esfuerzo de ponernos honestamente en duda. De ver con mirada crítica nuestro pensamiento. Los otros tienen una porción de la verdad y eso es definitivo.

No hay causa justa que se edifique en la violencia. No hay sonrisa ni caricias ni amores paridos en el oscuro callejón sin salida del terror.

Muchas veces en la historia, los pueblos guiados por líderes mesiánicos, pensaron ser mejores que los otros. Las masacres se sucedieron y la verdad murió un poco en cada una de ellas.

 En nuestra historia más reciente bañada de dolor profundo, hace cuarenta años hemos sufrido una larga noche de terror que con signos de madurez, a veces tambaleantes pero de pié, los argentinos supimos enfrentar alumbrando un proceso democrático ininterrumpido desde 1983.

Los demócratas debemos convocarnos, apoyarnos enfáticamente y decir "no a la violencia" en ninguna de sus formas. La violencia no construye democracia. La democracia se construye con paz.

 La desconfianza aborta los caminos de Libertad. Vernos a cada instante como enemigos pone en riesgo nuestro presente y desdibuja gravemente el futuro, si tenemos como argumento que justifica la negación del otro, siempre a flor de labio el reproche y la acusación.

Estos días tristes de familias buscando respuestas por seres amados que no están, o por tragedias evitables que ahondan la pena de no haberse evitado por  negligencias y corrupción. Días de dolores inmensos que se arrastran enlodando expedientes para evitar en la ficción Magnicidios evidentes.

Es aquí y ahora que retumban las palabras de Nelson Mandela en mis sienes.

Él supo cómo saltar por arriba el laberinto del odio y hacer de su tierra una Nación Arco Iris.

 Decía y actuaba pensando bien del otro. "Si quieres hacer la paz con tu enemigo tienes que trabajar con él. Entonces se convierte en tu compañero." Nos enseñó y por estas latitudes parece que seguimos sin aprenderlo.

Es esta la hora de tender la mano, convocarnos todos para frenar los indicios que se insinúan por parte de quienes quieren tener la razón siempre de su lado. Encontrarnos a la luz de la Razón que ilumina nuestras verdades y las de los otros, alejándonos del fanatismo que embrutece.

Hay indicios en la Sociedad Global y en Argentina también, de líderes políticos y herramientas partidarias  que toman el camino de la Paz como instrumento. Bastan los ejemplos del Foro de Mujeres de los Partidos Políticos en Panamá, que ha iniciado un incipiente pero firme camino de diálogo para la Paz en su país con expresiones políticas de oficialismo y oposición, Los Alcaldes por la Paz que llevan más de dos décadas construyéndose alrededor del mundo o la más reciente creación en Argentina de la Dirección de Cultura de Paz en el Partido Unión por la

Libertad, iniciativa inaugural entre nuestras fuerzas políticas.

 

El camino iniciado en Argentina resulta esperanzador, incipiente pero alentador y merece nuestro apoyo como oposición a cualquier forma de violencia política que busque argumentos para interrumpir de alguna forma el camino Democrático.

La Argentina democrática se construye con paz, no con bombas molotov.

Por Patricia Perez, Directora ILAPyC Instituto Latinoamericano para la Paz y la Ciudadanía

De

Para

Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.
Enviar noticiaImprimir noticia
  • Banco Galicia
  • oficina taiwan
  • VESSEL EN INTERIORES
  • Legislatura
  • celebration
  • app diario ABC MUNDIAL
  • Dres. Romero
Moneda Compra Venta
Dolar ${dolar_c} ${dolar_v}
Euro ${euro_c} ${euro_v}
Real ${real_c} ${real_v}
  • Google Play
  • Graciela Cabal web