radio en vivo
2017-03-20 15:50 Política

El FBI negó supuestas escuchas de Obama a Trump

América

De

Para

Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.
Enviar noticiaImprimir noticia

Las principales agencias de seguridad de EEUU, a través de sus responsables, James Comey de FBI y Michael Rogers de la NSA, comparecieron hoy ante un Comité de Inteligencia para declarar sobre el papel de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016.

  • James Comey de FBI (Der.) y Michael Rogers de la NSA (Izq.), comparecieron hoy ante un Comité del Congreso para declarar sobre el papel de Rusia en las elecciones presidenciales. Además confirmaron que no es cierto que Barack Obama espiara al presidente Donald Trump.
    James Comey de FBI (Der.) y Michael Rogers de la NSA (Izq.), comparecieron hoy ante un Comité del Congreso para declarar sobre el papel de Rusia en las elecciones presidenciales. Además confirmaron que no es cierto que Barack Obama espiara al presidente Donald Trump.

Comey confirmó, por primera vez, que la institución a la que representa está investigando la posible injerencia electoral rusa y los presuntos contactos entre el Kremlin y el equipo de campaña de Trump. La cabeza del FBI afirmó tener pruebas, tal y como ya había dicho anteriormente, sobre los intentos rusos de influir en los resultados de las elecciones estadounidenses de 2016, que dieron la victoria al magnate. Sin embargo, aseguró no poder dar información específica sobre los contactos entre personas concretas del equipo de Trump y los hackers que irrumpieron en los servidores del Partido Demócrata. Tanto Comey como el director de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), Michael Rogers, sostuvieron que, según lo investigado hasta ahora, los intentos rusos de interferir en las elecciones estadounidenses no habrían, sin embargo, alterado de forma significativa el voto en ninguno de los estados clave de EEUU, por lo que no cabría atribuir la victoria de Trump a dicha injerencia rusa. Comey también afirmó que el FBI no tiene ninguna evidencia que respalde las afirmaciones de del Presidente de que su antecesor en la Casa Blanca, Barack Obama, ordenase espiarle durante la campaña. "No tengo información que apoye aquellos tuits, y hemos revisado cuidadosamente dentro del FBI", aseguró Comey, añadiendo que lo mismo sucede con el Departamento de Justicia. “¿Puede Obama ordenar unas escuchas?”, se preguntó al director del FBI. “Ningún presidente podría”, fue su respuesta.

Con esa afirmación, el FBI reconoce una situación inusual: el presidente de EEUU, o, al menos, su entorno, son objeto de una investigación que puede tener consecuencias penales. Por su parte, Rogers también negó categóricamente otra de las extrañas acusaciones de Trump: que fue el GCHQ (el equivalente británico de la NSA) el encargado de llevar a cabo dichas escuchas, algo que el Reino Unido calificó de "sinsentido" y "abiertamente ridículo". Rogers confirmó que la acusación no tiene ningún sentido y que dañó la cooperación entre británicos y estadounidenses en este ámbito. No obstante, la comparecencia de Comey para los rivales de Trump no resulto políticamente como se esperaba, cada vez que los senadores demócratas trataron de arrastrarle a cuestiones marcadamente políticas el director del FBI ha rehusado contestar. Esta mañana Trump respondió directamente, y como es habitual, a través de su cuenta en la red social Twitter: toda la investigación obedece a una conspiración del Partido Demócrata. "Los Demócratas se inventaron y promovieron la historia rusa como excusa por haber hecho una campaña terrible. ¡Tenían una gran ventaja en el Colegio Electoral y perdieron!".

También ha reiterado su acusación de que "el verdadero escándalo" es la filtración de información clasificada de inteligencia a los medios estadounidenses, y ha vuelto a tratar de acusar a su vez a los Demócratas de tener contactos con Rusia, a pesar de que todos los encuentros de los miembros de dicho partido con funcionarios rusos, a diferencia de los del personal del equipo de campaña de Trump (como el mencionado Michael Flynn o el fiscal general Jeff Sessions), fueron públicos y en el ejercicio de sus cargos. Las decoraciones de Comey y Rogers marcan un día decisivo para la política de Donald Trump. Primero, sesión de la Cámara de Representantes sobre la presunta interferencia rusa en la campaña electoral en su favor, sobre sus acusaciones de pinchazos a sus telecomunicaciones y sobre sus declaraciones de que hubo fraude electoral en las elecciones. Después, primera comparecencia de su candidato al Supremo, Neil Gorsuch, ante el Senado.

De

Para

Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.
Enviar noticiaImprimir noticia

Dejanos tu comentario

NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento.

  • Banco Galicia
  • oficina taiwan
  • VESSEL EN INTERIORES
  • app diario ABC MUNDIAL
Moneda Compra Venta
Dolar ${dolar_c} ${dolar_v}
Euro ${euro_c} ${euro_v}
Real ${real_c} ${real_v}
  • Graciela Cabal web