Region:
Mundo
Category:
Copa mundial de la FIFA Rusia 2018

Croacia le ganó a Inglaterra y definirá la Copa del Mundo Rusia 2018 con Francia

  • Croacia le ganó a Inglaterra y es finalista por primera vez de un Mundial
    Con gol de Mandzukic en el segundo tiempo suplementario, superó 2 a 1 y ahora define el Mundial con Francia. Croacia le ganó a Inglaterra y es finalista por primera vez de un Mundial

Croacia tendrá la posibilidad por primera vez en su historia de reinar en el mundo. Supo reaccionar a tiempo tirando de orgullo y tesón para culminar en la prórroga contra Inglaterra una remontada que eclipsa la gesta de sus ancestros 20 años atrás en el Mundial de Francia (2-1).

La selección de Croacia hizo historia en el estadio Olímpico Luzhnikí de Moscú después de vencer por 2-1 en tiempo extra a Inglaterra en semifinales del Mundial Rusia 2018. La figura del partido fue Ivan Perisic.

EL encuentro fue reñido entre ambos equipos. Sin embargo, los dirigidos por Gareth Southgate pusieron el primer gol a los 5 minutos de tiro libre, ejecutado por Kieran Trippier. El inglés hizo un disparo magistral que entró en las redes custodiadas por Danijel Subasic.

Perisic en una segunda en que se salió y Mandzukic en el tiempo extra dieron la vuelta al tanto de Trippier en los primeros minutos en un partido en que fueron los grandes dominadores desde el gol del empate. Un éxito sin precedentes en el fútbol balcánico para una selección que ha sabido dotar con calidad su garra y su carácter inherentes, con jugadores capacitados para marcar la diferencia y convertir un buen equipo de segunda línea en la gran sorpresa en Rusia.

Los croatas supieron reaccionar a tiempo y desde el gol del empate de Perisic fueron los claros dominadores

En cambio, Inglaterra pierde una oportunidad de oro cuando muchos ya empezaban a emocionarse con una nueva final medio siglo después de la primera y única. Es bien sabido que Southgate no pretende enamorar a su país con su juego. La propuesta inglesa es simple y sin estridencias, pero esta vez no bastó. Su clara idea clara basada en la potenciación del juego aéreo y dándole importancia al balón parado -el protagonista indiscutible de este Mundial- sólo sirvió para ilusionar a la Isla.

El gol de los Three Lions no podía llegar de otra manera. Una falta centrada cerca de la media luna la ejecutó a las mil maravillas Trippier para darles ventaja en el marcador. Confeso admirador del golpeo de balón de Pirlo y de su ídolo Beckham, el carrilero del Tottenham la mandó lejos del alcance de un Subasic completamente superado.

Sólo se llevaban cinco minutos e Inglaterra ya tenía otra vez el partido de cara. Como ya sucediera contra Colombia y Suecia, no tuvo ningún problema en cederle la iniciativa a Croacia. Dalic volvió a decantarse por Brozovic en el centro del campo para soltar a Modric y Rakitic, una de las mejores sociedades sin duda en Rusia. Sin embargo, ni con ellos había chispa en el combinado balcánico, incapaz de encontrar grietas para perforar el área de los ingleses. El disparo lejano parecía la única vía, más fruto de la desesperación por falta de alternativas que por otra cosa.

Inglaterra seguía a los suyo, con la intención de intimidar con el imán Maguire en los córneres y salir rápido al contragolpe con sus hombres más eléctricos. En uno de esos acercamientos la tuvo Kane, que incomprensiblemente falló un mano a mano y envió un balón asequible al poste en la misma jugada. Había sido anulada la acción, pero el desaparecido VAR -desconectado en las últimas eliminatorias- hubiera tenido algo que decir de haber terminado en gol. Lingard gozó de otra clara antes del descanso que no encontró puerta por los pelos.

Trippier marcó un golazo de falta directa, pero esta vez el balón parado no bastó para los de Southgate

Poco cambió el guión sobre el campo en los primeros minutos del segundo tiempo, aunque sí empezaron a aparecer por su cuenta algunos de los jugadores croatas. La solución individual para acabar con el bloqueo llegó gracias Perisic. Multiplicado sobre el campo, empezó a crearle problemas a una Inglatera demasiado echada atrás. Walker salvó con sus partes nobles el empate a manos del ‘4’, pero nada pudo hacer en la segunda.

Perisic se anticipó al defensa del City, y con la pierna elevada, atacó un centro potente de Vrsaljko para mandarlo al fondo de la red. Croacia se había desatado. Con el 1-1 y poco más de 20 minutos por delante, volvieron a demostrar una vez más que necesitan mucho más veneno para morir. A partir de ese momento el encuentro fue suyo. Poco después del gol, otra vez Perisic estuvo cerca. Su gran jugada personal con una bicicleta sólo fue repelida por el poste.

Hubo alternativas en las dos áreas, pero otra vez el tiempo extra hizo acto de presencia en una eliminatoria de los croatas. La ilusión para estar en una final era tan grande que ni la fatiga de dos prórrogas y dos tandas de penalti pudo con ellos. Creyeron en sus opciones y fueron a por el partido ante una Inglaterra temerosa.

Croacia fue perseverante y finalmente encontró el premio del gol en el minuto 108. Un cabezazo peinado por Perisic hacia delante se la creyó más que nadie Mandzukic. El delantero de la Juventus fue a recoger el balón ante la lenta capacidad de los centrales ingleses, y con la zurda puso el 2-1 que ya sería definitivo. Su cara de incredulidad en la celebración lo decía todo, consciente de lo que acababa de lograr. El Mundial de las sorpresas cumple con su destino hasta la final.