Region:
Mundo
Category:
Sociedad
Article type:
Informados

Se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente

  • 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente.
    A 46 años de aquella primera Cumbre de la Tierra, en nuestra Aldea Global, resulta imperioso repreguntarse qué modelo de sociedad deseamos tener. 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente.
Region:
Mundo
Category:
Sociedad
Article type:
Informados
Author/s:
By Enzo Moreira
Publication date:
Print article

Las Naciones Unidas, conscientes de que la protección y el mejoramiento del medio humano es una cuestión fundamental que afecta al bienestar de los pueblos y al desarrollo económico del mundo entero, designaron el 5 de junio Día Mundial del Medio Ambiente.

La celebración de este día nos brinda la oportunidad de ampliar las bases de una opinión pública bien informada y de una conducta de los individuos, de las empresas y de las colectividades inspirada en el sentido de su responsabilidad en cuanto a la conservación y la mejora del medio. Este día ha ido ganando relevancia desde que comenzó a celebrarse en 1974 y, ahora, es una plataforma mundial de divulgación pública con amplia repercusión en todo el globo.

Los objetivos principales son brindar un contexto humano, motivar a las personas para que se conviertan en agentes activos del desarrollo sustentable y equitativo; promover el papel fundamental de las comunidades en el cambio de actitud hacia temas ambientales, y fomentar la cooperación para que el medio ambiente sea sostenible, pues esta garantizará que todas las naciones y personas disfruten de un futuro más próspero y seguro.

A 46 años de aquella primera Cumbre de la Tierra, en nuestra Aldea Global, resulta imperioso repreguntarse qué modelo de sociedad deseamos tener. Releer las palabras que pronunció en el discurso de bienvenida a los delegados de esa Conferencia, Olof Palme, entonces primer ministro de Suecia. En ese momento ya manifestaba que «la industrialización ha habituado al hombre a considerar que el incremento continuo de la producción es algo natural y bueno per se». Y añadía que «las chimeneas humeantes de las fábricas se convirtieron en símbolo del progreso humano». «Sin embargo», concluía, «recientemente se ha puesto de manifiesto que el progreso material, a menos que se planifique cuidadosamente, ha de pagarse con la contrapartida de un también continuado deterioro del medio ambiente humano».

En la misma línea, Willy Brandt, como canciller de la República Federal de Alemania, escribía en una carta dirigida a Palme en la que apuntaba: «en el futuro habrá que indicar claramente a la tecnología y a la economía que su principal misión consiste en servir a los seres humanos». Hace ya muchos años en que el deseo de Brandt debía de haberse materializado, que las palabras de Palme tenían que haber recorrido transversalmente el desarrollo de nuestros países. Y sin embargo no ha sido así, o no enteramente así.

Porque fomentar una expansión industrial que socave la salud de trabajadores y vecinos no es un avance, es un retroceso. Impulsar una producción y un consumo que intensifiquen las desigualdades económicas y sociales entre ciudadanos no es un avance, sino también un retroceso. Pretender un crecimiento económico que al traspasar sus costes a las generaciones siguientes coarte su futuro, tampoco es un avance, sino que vuelve a ser un retroceso.

El país anfitrión del Día Mundial del Medio Ambiente, donde tienen lugar las celebraciones oficiales, varía anualmente. Este año es India. Cada año, el Día Mundial del Medio Ambiente se organiza en torno a un tema y sirve para centrar la atención en una cuestión particular apremiante. El tema de este año, Sin Contaminación Por plástico, hace un llamamiento a la población de todo el mundo en favor de un planeta Sin contaminación por plásticos. Cada año se vierten en los océanos 8 millones de toneladas de plástico, lo que amenaza la vida marina y humana, y destruye los ecosistemas naturales. El objetivo es concienciar sobre la necesidad de reducir la cantidad de plástico que se vierte en nuestros océanos.