Region:
Europa
Category:
Política
Article type:
Opinión

Más leña a Cataluña

  • El gobierno de España tiene una tarea quirúrgica por delante, una prueba de fuego que puede avivar el espíritu independentista
    Prueba de fuego para los catalanes independentistas El gobierno de España tiene una tarea quirúrgica por delante, una prueba de fuego que puede avivar el espíritu independentista
Region:
Europa
Category:
Política
Article type:
Opinión
Author/s:
By Enzo Moreira
Publication date:
Print article

El gobierno de España tiene una tarea quirúrgica por delante, una prueba de fuego que puede avivar el espíritu independentista o sofocar el conflicto que tiene en vilo al país y es seguido con preocupación por toda la Unión Europea, especialmente Francia y Alemania.

Tras la detención del expresidente catalán Carles Puigdemont en Alemania, ya nadie puede seguir negando que se ha internacionalizado el problema y pone a prueba la unión del bloque, relación que aún no se recompone del sacudón que ha generado #Brexit; de una agitación populista en #Italia tras la victoria del "anticasta" Movimiento Cinco Estrellas en la votación de éste marzo; del creciente descontento laboral en Francia contra Emmanuel Macron y las fricciones entre el liderazgo de la liga en Bruselas con los gobiernos derechistas de Hungría y Polonia.

Lo cierto es que Europa ya no puede despegarse del conflicto catalán, hacerlo sería negar una situación que repercute en los aún 27 miembros. El dilema está en no dar entidad al movimiento independentista y sentar precedentes a otros grupos que aspiran a llevar adelante un divorcio. El Gobierno alemán ha recalcado este lunes que la detención de Puigdemont por parte de la policía germana no interferirá en las buenas relaciones bilaterales que el Ejecutivo de Angela Merkel mantiene con España, y ha defendido que el caso debe resolverse "en base al derecho español", en un claro guiño a unos de los hombres que busca no quedar fuera del triunvirato que propone la refundación de la coalición social y económica. Este viernes, se ha filtrado que Merkel no tiene intención de vetar una eventual decisión de la Justicia de extraditar a España al expresidente de la Generalitat de Cataluña, como buscan los abogados de la defensa, según fuentes gubernamentales citadas por el semanario Der Spiegel.

Lo cierto es que la fiscalía regional de Schleswig, en el Estado federado donde fue detenido Puigdemont, debe estudiar la euroorden española que solicita la extradición del político independentista para ser juzgado en tierra española por los cargos de rebelión, sedición y malversación. En tanto, el expresidente catalán permanece preso en la cárcel germana de Neumünster. Mientras mantenerse lejos del conflicto le resulta más difícil al grupo europeo, el entorno de Merkel insiste una y otra vez en que el desafío catalán constituye un asunto de política interna que debe ser abordada en el marco de la Justicia española en virtud de considerarlo un Estado democrático.

De lograr la extradición, la clave quedará, una vez más, en manos del presidente del Gobierno Español, Mariano Rajoy, quien cuenta con el apoyo de Alemania y del bloque. Hasta ahora Rajoy ha debido manejar las riendas del tema sofocando a fuerza las agitadas expresiones catalanas que cubren las calles más allá de la región norestes de España, todo en pos de que los movimientos separatistas vigentes en el viejo continente no terminen con el circulo de las estrellas.