Región:
Europa
Categoría:
Política

Pedro Sánchez le ofreció a Pablo Iglesias una importante participación en el gobierno España

  • Pedro Sánchez presenta la propuesta abierta de 'Programa común progresista'
    El PSOE plantea subir impuestos a la banca y rechaza un referéndum en Catalunya. Pedro Sánchez presenta la propuesta abierta de 'Programa común progresista'

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, ha ofrecido este martes a Unidas Podemos "altas responsabilidades" en instituciones del Estado que no están supeditadas al Consejo de Ministros y ha anunciado que este jueves día 5 se reunirán los equipos negociadores de ambos partidos.

Pedro Sánchez ha ofrecido a Pablo Iglesias que Unidas Podemos tenga una importante participación en la gobernanza de España pero sin entrar a formar parte del Consejo de Ministros. Sería la incorporación de miembros del partido morado a instituciones muy relevantes que complementen la labor del Ejecutivo. No ha dado más detalles porque se las reserva para las negociaciones que ha ofrecido abrir este mismo jueves entre los equipos que encabezan Carmen Calvo y Pablo Echenique.

El líder socialista ha desgranado este martes la oferta de acuerdo en un acto de los socialistas en la estación de Chamartín, que tendría tres pilares: Las 370 medidas que componen la propuesta abierta para un programa común progresista; la creación de mecanismos de verificación del cumplimiento del pacto; y la incorporación del partido morado a instituciones satélites del Ejcutivo.

Al acto ha asistido todo el Gobierno, con la excepción del ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, la plana mayor del PSOE y representantes de las organizaciones civiles con las que Sánchez se ha reunido a lo largo de agosto. El presidente del Gobierno en funciones ha hecho un análisis de la evolución de los acontecimientos desde la moción de censura del año pasado, las elecciones de abril y la investidura fallida de julio. Para concluir que la colaboración de Podemos funcionó y el partido de Pablo Iglesias fue un socio eficaz pero que todo se rompió el 25 de julio, el día que los morados negaron el apoyo a la investidura, y todo quedó impregnado de desconfianza.

Sánchez, sin embargo, ha considerado que no todo está perdido y que hay posibilidades de volver a tender puentes porque lo último sería repetir las elecciones el 10 de noviembre. Una salida que dijo no desear. «Construyamos confianza y establezcamos garantías», ha reclamado al líder Unidas de Podemos. La primera fase de esta nueva etapa sería el entendimiento sobre las 370 medidas de su oferta de programa. La segunda consistiría en la creación de «un sistema de garantías y de control del cumplimiento» del eventual acuerdo con la creación de «una oficina» que dependería del Ministerio de Hacienda y que supervisaría la evolución y el grado de ejecución de los compromisos adquiridos. La labor de este organismo de fiscalización se complementaría con sendas «comisiones de seguimiento» en el Congreso y el Senado y con la creación de un mecanismo de participación de la sociedad civil en esa vigilancia.

Sánchez ha dejado para el final la tercera parte de su propuesta, y que será la que genere más debate, la presencia de Unidas Podemos en la gobernanza, que no en el Gobierno, del país. Ha ofrecido la incorporación de miembros de la formación morada en instituciones muy relevantes que complementan la labor del Consejo de Ministros. No ha dado detalles y solo se ha limitado a mencionar los ámbitos fiscal, jurídico y energético.