Región:
Mundo
Categoría:
Mujer

8 tips para hacer el mejor sexo oral

  • 8 tips para hacer el mejor sexo oral
    Cómo dar sexo oral, según ellos.  Lengua, labios y dientes. Todo vale a la hora de brindarle placer a tu pareja con una sesión de sexo oral. 8 tips para hacer el mejor sexo oral
Región:
Mundo
Categoría:
Mujer
Autor/es:
Por Tiffany Jones
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

Todas sabemos que los hombres adoran recibir sexo oral, pero no todas saben cómo hacerlo bien.

Cómo dar sexo oral, según ellos. 
Lengua, labios y dientes. Todo vale a la hora de brindarle placer a tu pareja con una sesión de sexo oral. Pero hay que ser cuidadoso en con los movimientos.
Aquí los principales tips: 

Lubricante: Empieza con tus manos para hacerlo crecer, pero nunca olvides lubricar su miembro perfectamente. Ya sea con crema, lubricante o incluso tu saliva, es importante usar un buen lubricante para no lastimarlo. Suena medio raro y sucio, pero así debe de ser.

Cambia el ritmo: No lo lleves a tu boca y hagas los mismos movimientos todo el tiempo. ¡No seas predecible! Succiona la cabeza, vete a los testículos, lame de arriba a abajo, haz unas gentiles mordiditas, sopla y empieza a succionar de nuevo.

Tómate un descanso: Tu boca y mandíbula se cansarán… y está bien. Puedes tomarte un ‘break’ y tocarlo en otros lugares mientras estás arriba y él se encuentra excitado. Ve a los testículos si quieres o si no bésalo o muérdelo por los muslos. Otra opción es irte a su cuello, besarlo y poco a poco dirigirte a su zona hot.

Muestra algo de carne: Quítate la blusa y muéstrale lo que tienes para tener una vista increíble. Además de que él sentirá el roce de tus pezones con tu piel, tú te sentirás con más poder. Y si puedes, quítate las panties para tocarte o para dejarlo a él hacer algo por ti.

Haz algo de ruido: El entusiasmo hace una gran diferencia, así que muéstrale lo mucho que lo estás disfrutando. Obviamente no tienes que gritar de placer, pero uno que otro gemido es excitante y crea buenas vibraciones en su pene para crear una estimulación extra.

Contacto visual: Sólo porque vayas ‘abajo’, no quiere decir que debas desaparecer. Haz una conexión íntima mirándolo a los ojos mientras metes su miembro a tu boca. Además de que a él le encantará, podrás ver sus gestos de placer.

Concéntrate en ciertos lugares: Una zona increíblemente erógena es la raíz del pene que se conecta con los muslos. Con tus dedos, traza firmemente la letra L en ese lugar y aplica presión. Si tú quieres (y te deja) hasta podrías estimular el ano, pero eso lo tienen que hablar antes. 

Intensidad al final: Cuando te diga que está a punto de llegar, ¡no te detengas! Al contrario, entre más grandes sean tus movimientos para ese momento, mejor lo sentirá él. Ponle atención a sus testículos antes de que termine y verás que no podrá respirar por unos minutos.