Región:
Europa
Categoría:
Política

La opción de un segundo referéndum por el Brexit gana fuerza en Reino Unido

  • De acuerdo a un artículo publicado por The Guardian, miembros del Partido Conservador estarían delineando estrategias para una segunda consulta a pesar de que la jefa de gobierno ha manifestado su rechazo a esa alternativa.
    El ex primer ministro británico, Tony Blair, vaticinó hoy como escape a la crisis nacional un segundo referendo sobre el divorcio de Reino Unido de la Unión Europea (UE), proceso llamado Brexit. De acuerdo a un artículo publicado por The Guardian, miembros del Partido Conservador estarían delineando estrategias para una segunda consulta a pesar de que la jefa de gobierno ha manifestado su rechazo a esa alternativa.

Ante las dificultades de la primera ministra Theresa May para encontrar el respaldo mayoritario que le permita salvar el acuerdo de Brexit en Reino Unido, crecen las presiones de parte de miembros del gabinete británico para la realización de un nuevo referéndum.

Mientras la primera ministra continúa buscando un plan para salvar el acuerdo, el gabinete insiste en alternativas.

Ante las dificultades de la primera ministra Theresa May para encontrar el respaldo mayoritario que le permita salvar el acuerdo de Brexit en Reino Unido, crecen las presiones de parte de miembros del gabinete británico para la realización de un nuevo referéndum.

De acuerdo a un artículo publicado por The Guardian, miembros del Partido Conservador estarían delineando estrategias para una segunda consulta a pesar de que la jefa de gobierno ha manifestado su rechazo a esa alternativa. “Algunos ministros están planeando tomar los asuntos en sus propias manos y respaldar otra votación pública en caso de que se rechace el asediado acuerdo de Brexit de la primera ministra”, señala la nota.

Así, tal como se ha visto durante los últimos meses, las preocupaciones internas denotan una serie de obstáculos a la hora de ejecutar la separación definitiva entre Reino Unido y la Unión Europea (UE), de acuerdo a lo establecido con el triunfo del Brexit, tras la votación del pasado 23 de junio de 2016.

El ministro de Educación, Damian Hinds, desestimó cualquier iniciativa de parte del gobierno británico para impulsar una segunda votación, negando así la posibilidad de avanzar en esa vía para romper con el estado de punto muerto sobre el Brexit. “Un segundo referéndum sería un factor de división. Hemos tenido el voto de la gente, hemos tenido el referéndum y ahora tenemos que continuar con la implementación eso”.

Se espera que durante esta semana, May convoque a los embajadores de la Unión Europea a Downing Street para continuar en la búsqueda de consensos y garantías sobre el acuerdo. Ello, luego de insistir a sus socios europeos que convenzan a los parlamentarios británicos de que el convenio de salida no condena a Reino Unido a seguir anclado a Bruselas.

Además, May aprovechó de lanzar sus dardos contra el exprimer ministro Tony Blair, quien durante el fin de semana abogó por la realización de una nueva votación. “Hay demasiadas personas que quieren subvertir el proceso por sus propios intereses políticos en lugar de actuar en beneficio del interés nacional”, señaló la primera ministra a la prensa local.

Pero la polémica no concluyó ahí. La premier también acusó a Blair de “tratar de socavar” las negociaciones al abogar por un segundo referéndum, calificándolo como “un insulto a la oficina que una vez ocupó y a las personas a las que una vez sirvió”.

El pasado viernes, el expremier laborista señaló en un discurso por la campaña People’s Vote, que “la única salida a la crisis creada por la incapacidad del gobierno y del parlamento para encontrar un consenso sobre el Brexit va a ser la convocatoria de un nuevo referéndum de la Unión Europea”.

Sin embargo, May parece decidida a seguir con su estrategia de conseguir garantías legales a través de un pacto con sus parlamentarios después de la celebración de Navidad. Aún así, el camino no parece fácil para la primera ministra, al tiempo que un sondeo realizado por Opinium Research entre los días 13 y 14 de diciembre, reveló que un 53% está insatisfecho con su gestión, mientras que un 28% dijo respaldarla. Aún así, un 47% la considera “valiente y fiel a sus principios”.

Mientras los rumores de nuevas propuestas sobre el Brexit, crecen entre los británicos, algunos medios apuntan a posibles alineamientos de ministros con la secretaria de desarrollo internacional, Penny Mordaunt, quien espera avanzar sobre la idea de un “acuerdo sin gestión”, esta semana.

Con todo, los próximos días serán clave para la política británica, frente a cualquier tipo de estrategia que busque poner fin al estancamiento del Brexit en Reino Unido.