Región:
América
Categoría:
Sociedad

Graves incidentes en el intento de migrantes de cruzar la frontera hacia EE.UU

  • Graves incidentes en la frontera entre México y EEUULos oficiales de la frontera de los Estados Unidos utilizaron gas lacrimógeno para repelerlos.
    Es el primer incidente grave en la frontera, que ha estado acumulando tensión a ambos lados desde que comenzaron a llegar los integrantes de la caravana que partió desde Honduras en octubre pasado. Graves incidentes en la frontera entre México y EEUULos oficiales de la frontera de los Estados Unidos utilizaron gas lacrimógeno para repelerlos.

Migrantes intentaron el paso en Tijuana y recibieron gases de los efectivos estadounidenses.
México deportará hasta 500 inmigrantes que intentaron asaltar la frontera de los Estados Unidos, según su ministerio del interior. El grupo fue redondeado después de intentar cruzar la frontera "violentamente" e "ilegalmente" el domingo, dijo el ministerio en un comunicado.

Las autoridades estadounidenses cerraron el cruce fronterizo más transitado del país y lanzaron gas lacrimógeno a México para repeler a los migrantes centroamericanos que se acercaban a la frontera después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, jurara que los solicitantes de asilo no entrarían fácilmente al país.

Migrantes centroamericanos forzaron ayer la frontera en la ciudad mexicana de Tijuana y pasaron a Estados Unidos. Este país reaccionó cerrando todos los pasos y sus uniformados dispararon gas lacrimógeno contra los migrantes que llegaban desde México. Es el primer incidente grave en la frontera, que ha estado acumulando tensión a ambos lados desde que comenzaron a llegar los integrantes de la caravana que partió desde Honduras en octubre pasado.

Agentes estadounidenses lanzaron el gas, según un reportero de Associated Press en el lugar. Hubo niños que gritaban y tosían en el caos que se desató. Ana Zúñiga, una migrante hondureña de 23 años, dijo que vio a los migrantes abrir un pequeño agujero en el alambre de púas del lado mexicano de un dique, ante lo cual los agentes arrojaron el gas. En otro punto, migrantes intentaron saltar la cerca fronteriza. Y en un punto cerca del cruce peatonal del puerto de San Ysidro, los migrantes simplemente presionaron contra una débil línea de policías mexicanos y cruzaron corriendo hacia el otro lado de la frontera a través del cauce seco de un río.

El Ministerio del Interior de México dijo en un comunicado que un grupo de "casi 500 migrantes" había "tratado de cruzar la frontera de manera violenta".

Las personas identificadas como que han participado en estos "eventos violentos" serían deportadas de inmediato, dijo.

El ministerio agregó que, "lejos de ayudar a sus objetivos", las acciones de los migrantes habían violado el marco legal de la migración y podrían haber llevado a un "incidente grave".