Región:
Europa
Categoría:
Política

Merkel no se presentará a la reelección como líder de su partido ni como canciller

  • Angela Merkel se despide de la CDU y no se postulará como canciller.
    ."No me presentaré a la reelección como presidenta de la CDU el próximo mes de diciembre" y tampoco "optaré al Bundestag las elecciones de 2021". Angela Merkel se despide de la CDU y no se postulará como canciller.

Angela Merkel se despide de la CDU y no se postulará como canciller.
La elección del próximo presidente de la CDU tendrá lugar en el congreso del partido, que se celebrará del 7 al 8 de diciembre en Hamburgo.

La canciller Angela Merkel abandona la política. Lo hará a su manera, de forma progresiva, controlando los efectos de una decisión esperada y puede que hasta correcta, pero que produce una sensación de orfandad y hasta de vértigo. Alemania pierde a una "madre", Francia a su aliada en un momento crítico para la Unión, Europa pierde freno al populismo, Bruselas el fuelle de las muchas reformas pendientes y las relaciones transatlánticas el baluarte del Estado de derecho, el multilateralismo, y valores europeos que tanto alabó el presidente Barack Obama ante la amenaza del "America First" de un presidente atípico y tuitero.

"No nací canciller y eso es algo que nunca olvidé", dijo Merkel, sin un ápice de emoción, al anunciar que, tras 18 años en la dirección de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) ha llegado el momento de abrir un nuevo capítulo."No me presentaré a la reelección como presidenta de la CDU el próximo mes de diciembre" y tampoco "optaré al Bundestag las elecciones de 2021". A partir de ese momento, Merkel se dedicará a sus asuntos y entre ellos, "para que conste en actas, no hay ningún puesto en la Unión Europea", adelantó. Sin tiempo al duelo, los delfines de la UE y uno de los muchos enemigo de la canciller que ha dejado muchos por el camino, anunciaban su disposición a coger el relevo y consumar el golpe de timón que el partido necesita. En sólo unas horas salieron seis candidatos, entre ellos la secretaria de la CDU y supuesta sucesora designada, Annegret Kramp-Karrenbauer; el muy ambicioso y dinámico ministro de Sanidad, Jens Spahn y el ex jefe del grupo parlamentario, Friedrich Merz, político brillante y marcado perfil económico que fue empujado por Merkel a la cuneta del mundo de la empresa privada.Otro nombre que ya ha empezado a sonar es el del presidente del Bundestag y ex ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble.

La elección de este veterano político sólo tendría sentido si el partido quisiera abrir un periodo de transición para acompañar a la canciller sin estridencias hasta su salida definitiva, en 2021. Tendría sentido y los tiempos lo propician. Los partidos renuevan sus cúpulas cada dos años y Merkel siempre defendió la idea que el liderazgo del partido y la candidatura en las elecciones generales debe recaer en la misma persona. A juicio de los analistas, sería razonable que la CDU se tomara tiempo para elegir a la persona que deberá sacudir el partido y conducirlo a la inflexión que necesitan los conservadores para pasar página a una política y a un estilo que, desde la crisis de los refugiados en 2015, ha ido encadenando una derrota tras otra."Es un buen día para Alemania, pero podría ser aún mejor.

La señora Merkel tendría que haber acompañado el anuncio de su retirada de la política con el de la celebración de elecciones anticipadas", declaró el líder del partido liberal /FDP, el eternamente bronceado Christian Lindner. Con una dureza verbal que rezumó rencor y amargura, la que debió quedarle tras abandonar las negociaciones de Gobierno con la CDU y con Los Verdes tras las elecciones de septiembre del año pasado, obligando a Merkel a reeditar la gran coalición, Lidner enumeró los problemas que ésta ha creado en el país. Y entre ellos la aparición de la populista formación de derechas Alternativa para Alemania (AfD) en la escena política nacional.