Región:
Argentina
Categoría:
Política

El Parlamento argentino trata el Presupuesto 2019

  • Argentina vive una intensa semana, el proyecto de ley que ha presentado el Ejecutivo a cargo del presidente Mauricio Macri obtuvo dictamen de comisión y es debatido en la Cámara de Diputados
    Entre las variables que se tratarán en el recinto se encontrarán: Déficit cero, dólar a $ 40,10, inflación de 34,8% y suba de Bienes Personales. Argentina vive una intensa semana, el proyecto de ley que ha presentado el Ejecutivo a cargo del presidente Mauricio Macri obtuvo dictamen de comisión y es debatido en la Cámara de Diputados
Región:
Argentina
Categoría:
Política
Autor/es:
Por Enzo Moreira
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

Argentina vive una intensa semana, el proyecto de ley que ha presentado el Ejecutivo a cargo del presidente Mauricio Macri obtuvo dictamen de comisión y es debatido en la Cámara de Diputados. Entre las variables que se tratarán en el recinto se encontrarán: Déficit cero, dólar a $ 40,10, inflación de 34,8% y suba de Bienes Personales.

Pese a los apoyos conseguidos a fuerza de ceder en puntos de la presentación original, al Gobierno Nacional le queda una jornada con tensiones tanto dentro del palacio como en las calles. El ideal del frente oficialista Cambiemos contempla un cronograma apretado, pero, tras incrementar los apoyos, posible: espera que se debata y que se haya media sanción este jueves. Así, la confirmación en todos los medios será traducida como un apoyo a las medidas económicas impulsadas hasta ahora y esperarán la aprobación final por parte del FMI del nuevo acuerdo que amplía el préstamo otorgado por el organismo financiero internacional al país latinoamericano a USD 57.000 millones.
En Panorama ABC, conversamos con el diputado Luis Pastori (UCR – Cambiemos) sobre los avances y cómo se preparan para lo que se espera sea en varios términos la madre de todas las batallas.
EM: Pleno debate del presupuesto 2019 ¿Qué balance hace de lo realizado hasta ahora?
LP: El jueves hemos dado un paso muy importante en aras de este objetivo de aprobar el presupuesto con las leyes complementarias, en realidad son todas ellas importantes y un todo de cabeza a los pies con el proyecto de presupuesto. Entre ellas, el dictamen del proyecto de ley para modificar el impuesto de los bienes personales, el dictamen para aprobar la adenda fiscal o llamado también consenso fiscal 2018. También un proyecto de ley que lo presento el diputado Laspina, a quien yo acompañe en ese proyecto, que tiene que ver del ajuste por inflación de los estados contables para el impuesto a las ganancias y otro proyecto de ley que tiene que ver con un monotributo con un régimen especial para pequeños productores tabacaleros y cañeros, que tiene que ver con mi provincia que es donde hay alrededor de 15 mil pequeños tabacaleros y cañeros. Esto hemos dictaminado y esbozado el camino para que el próximo martes ver si se puede dar dictamen al proyecto de ley de presupuesto.
EM: Hay reticencia por el proyecto en la oposición y semejantes diferencias están preocupando a la población ¿A qué lo que lo atribuye?
LP: Dividiría las aguas. Por un lado, los diputados que responden al kirchnerismo o Unidad Ciudadana, o no sé bien cuál es el nombre de ese bloque ahora, cuyo vocero visible es el exministro Axel Kichilof. Que pretende siempre dar cátedra de economía enseñándonos lo que tenemos que hacer cuando lo que está haciendo este Gobierno es tratar de solucionar y de enmendar el desastre económico con que nos encontramos el 10 de diciembre de 2015, acompañado también en esta dirección por los diputados de izquierda que básicamente no plantean ninguna idea ninguna modificación y lo que ellos pretenden es otra cosa. El día jueves lo dejó muy bien expresado la diputada Romina del Pla cuando habló de que aquí hace falta una Asamblea Constituyente que debata todo, le faltó decir que cambie el Gobierno. Es decir, dejo de lado estos sectores y me concentro más en la oposición representada por el Peronismo Federal y el Peronismo Renovador, con matices obviamente, que hacen sus propuestas críticas en muchos aspectos, pero con otro sentido, de aportar, de construir, algunas veces también de chicanear, pero por lo menos se puede discutir propuestas. Mientras que con Kichilof y su bloque, la verdad que se oponen absolutamente a todo y es muy difícil acordar nada. Es lógico que la oposición critique cuestiones, Cambiemos es el primer Gobierno de Irigoyen para acá que no tiene mayoría en ninguna de las dos cámaras. Esto también nos pone en un contexto de debilidad política y que hace necesario este tipo de discusiones, acuerdo, consenso y muchas veces hay que ceder cuestiones que garanticen lo mayor que es la aprobación del presupuesto.

EM: Debilidad o virtud que tenga el Gobierno de negociar de aquí en adelante ¿no?
LP: Estaba viendo, por ejemplo, año 2016 y 2017, antes de las elecciones de 2017, que con 86 diputados de Cambiemos pudimos aprobar una enorme cantidad de leyes, las leyes fundamentales que requería el Gobierno en esos dos primeros años. Prácticamente hemos transformado una minoría en una mayoría para aprobar esas leyes, esto que me parece fue una virtud que tuvo el Parlamento en donde esto, lejos de ser un problema, termino siendo una fortaleza en cuanto a las leyes que salieron, salieron enriquecidas con sus aportes y algunas otras que aún no pudimos avanzar, como la reforma laboral, que también son importantes discutir. En cierto contexto, de cierta debilidad política, en este sentido de no contar con mayoría propia y de una crisis económica como la que estamos viviendo y no hay porque maquillarla. Sin embargo, en el Parlamento, el bloque de Cambiemos, tanto en Diputados como en Senadores, ha tenido una actuación que ha permitido al Gobierno lograr la gran mayoría de leyes que se propone. 
EM: Mencionó algo cierto, todos los que vivimos en la República Argentina estamos al tanto de la crisis que estamos atravesando. ¿Cómo transmite usted a los que estamos de espectadores que de un lado tenemos al Gobierno que refiere la intención de hacer bien las cosas y llevar adelante un ordenamiento del país y del otro lado a estos bloques que usted mencionaba plantean una situación completamente diferente? ¿Cómo hace usted una bajada de este presupuesto que se está debatiendo?
LP: Es una tarea muy difícil. Porque muchas veces tenemos que compararlo contra un contra fáctico. Yo y todos estamos convencidos que lo que se ha hecho con estas medidas duras, sobre todo medidas monetarias últimas que fueron necesarias para controlar el dólar y empezar a controlar la inflación, donde tuvimos un pico en septiembre y octubre también va a ser muy alta por el coletazo del aumento de precios mayoristas que todavía quedó un traslado y por eso vamos a sentirlo en octubre, recién a partir de noviembre vamos a sentir una baja y se va a ir profundizando a partir de ahí en adelante y que el año que viene se va a sentir en forma muy positiva para la economía argentina. Te decía del contra factico de comprar con lo que podría haber pasado, creo que hemos evitado con estas medidas duras una crisis muy, muy grande de las crisis cuasi terminales que hemos tenido recurrentemente en la Argentina. Por eso es complicado comparar con algo que no ocurrió y explicárselo a mucha gente. Me parece que la gente en el subconsciente que todos tenemos nos damos cuenta que todos estamos colaborando con un sacrificio, pero en aras de tener un futuro mucho mejor. Y este presupuesto está en esa dirección plantea como objetivo central un equilibrio primario presupuestario, esto es igualar ingresos y gastos, antes de pagar intereses de deuda, cosa que en la Argentina no hemos tenido déficit solamente en 7 de los últimos 70 años con lo cual esto da la pauta de la magnitud del desafío que tenemos por delante. Pero estamos convencidos que este es el camino para comenzar la inflación, a que la economía vuelva a crecer, que el salario real vuelva a crecer, que se genere más trabajo y esto lo vamos a lograr con una macro economía saneada. Hasta que no tengamos la macro saneada la micro tampoco lo va a estar, ¿hemos demorado más de la cuenta? Seguro que sí. ¿Hubiéramos preferido que esto se haga más rápido? Seguro que sí. Han colaborado factores externos, factores internos y hemos cometido errores, pero de buena fe pretendiendo que los resultados fueron otros. Pero yo pongo de manifiesto la capacidad que tiene este Gobierno de rectificar el rumbo, y eso es bueno que así sea ante un Gobierno que nunca admitió un solo error y nos vivía mintiendo todos los meses.