Región:
Europa
Categoría:
Política

May enfrenta nuevas rebeliones internas por el Brexit

  • Semana clave para el Brexit y el gabinete británico que debería aprobar las negociaciones de la primera ministra Theresa May el próximo miércoles antes de la cumbre con la Unión Europea.
    En una columna en el dominical The Sunday Times de Londres, el ex negociador del Brexit británico acusó a la primer ministra de avanzar con un plan “defectuoso”, para mantener a Gran Bretaña dentro de la unión aduanera europea, hasta que se resuelva el problema de Irlanda del Norte. Semana clave para el Brexit y el gabinete británico que debería aprobar las negociaciones de la primera ministra Theresa May el próximo miércoles antes de la cumbre con la Unión Europea.

El ex secretario del área, David Davis, llamó a un motín contra Theresa May. Este miércoles Londres debe aprobar las negociaciones con Bruselas.

En medio de esa tensión, el ex secretario del Brexit, David Davis urgió a los ministros a iniciar nada menos que “un motín” contra la primera ministra y matar su plan, que incluye una unión aduanera con la Unión Europea.

En una columna en el dominical The Sunday Times de Londres, el ex negociador del Brexit británico acusó a la primer ministra de avanzar con un plan “defectuoso”, para mantener a Gran Bretaña dentro de la unión aduanera europea, hasta que se resuelva el problema de Irlanda del Norte. Una propuesta que él considera “completamente inaceptable”. Cree que deben “resetear las negociaciones” y conseguir “un acuerdo modelo Canadá, con tarifas cero”, como ofreció Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, la semana pasada.

La unión aduanera es una de las líneas rojas de los Brexitiers. Pero también la única forma que Theresa May y los negociadores europeos han encontrado para resolver el imposible conflicto que representa una frontera dura entre Irlanda e Irlanda del Norte, que se ha transformado en una de las pesadillas de este divorcio entre el reino y la UE.

El obstinado problema de la frontera terrestre de Gran Bretaña con Irlanda frustró el impulso de lograr un acuerdo Brexit antes de la cumbre de la Unión Europea esta semana, ya que los negociadores admitieron la derrota después de las conversaciones de maratón y presionaron la pausa en los próximos días.

El negociador de la UE, Michel Barnier, dijo, luego de reunirse con el secretario británico de Brexit, Dominic Raab, que todavía no podrían cerrar la brecha entre sus "refuerzos" y que Irlanda del Norte permanezca en la zona económica de la UE si existe el riesgo de que los controles fronterizos con Irlanda, miembro de la UE, puedan reavivar el conflicto. y el rechazo de Londres de cualquier control sobre el comercio entre la provincia y el continente británico.

Ambas partes quieren terminar más de un año de conversaciones a mediados de noviembre. Esto es para que los parlamentos de Londres y Bruselas tengan tiempo para aprobar un acuerdo antes de que Gran Bretaña se caiga de la UE el próximo marzo, sumiendo a las empresas y a millones de ciudadanos comunes en un limbo legal costoso y caótico.

Sin embargo, la primera ministra británica, Theresa May, enfrenta una intensa oposición a algunas de las demandas de la UE por parte de miembros de su partido conservador y aliados en Irlanda del Norte, algunos de los cuales amenazan con rechazar cualquier acuerdo que no les guste en el parlamento.
 

Clarin y The Guardian