Región:
Mundo
Categoría:
Sociedad

Cada año se producen 10 millones de casos de Trombosis Venosa

  • Día Mundial de la Trombosis
    La Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia reitera el llamado de atención respecto que las muertes causadas por esta afección están asociadas a hospitalizaciones en un rango de 45% a 60% de los casos Día Mundial de la Trombosis

De acuerdo a un reporte del Comité organizador del Día Mundial de la Trombosis, 1 de cada 4 personas muere por condiciones relacionadas a la Trombosis. Esta enfermedad es una de las principales causantes de muertes prevenibles en el mundo y, a su vez, una de las que menos concientización se tiene.

En el marco del quinto aniversario del Día Mundial de la Trombosis, la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia vuelve a remarcar que anualmente se registran millones de casos nuevos de Trombosis Venosa Profunda (TVP) y Embolia Pulmonar (EP), ambas enfermedades son expresiones de la Tromboembolia Venosa (TEV) o simplemente de la Trombosis. A su vez, reitera el llamado de atención respecto que las muertes causadas por esta afección están asociadas a hospitalizaciones en un rango de 45% a 60% de los casos, lo que sustenta que la Tromboembolia Venosa es la principal causa de muerte prevenible en un centro de salud.

La trombosis es la formación de coágulos de sangre, potencialmente mortales, en una arteria o vena. Una vez formado el coágulo, éste puede alterar el flujo sanguíneo, soltarse y llegar hasta un órgano, ya sean, por ejemplo las piernas o los pulmones. La trombosis es la patología que subyace a un ataque cardíaco, a un accidente cerebrovascular tromboembólico y a un tromboembolismo venoso, los tres principales "asesinos cardiovasculares".

Según una encuesta realizada por el Comité organizador del Día Mundial de la Trombosis, pese a ser una enfermedad común, la sociedad tiene poca concientización de la Trombosis. El estudio desarrollado en nueve países mostró que sólo el 68% de la sociedad tiene conocimiento de la Trombosis y apenas el 50% de la Trombosis Venosa en particular. Es decir que hay menos información sobre esta patología que sobre otras enfermedades también consultadas, por ejemplo: la presión arterial alta, el cáncer de mama y de próstata, y el SIDA (90%, 85%, 82% y 87% respectivamente).

En los Estados Unidos y en Europa, las situaciones relacionadas a la Tromboembolia Venosa causan más muertes y discapacidades que el cáncer de mama, de próstata, el SIDA y los accidentes automovilísticos, todos combinados. Si bien la TEV es potencialmente fatal, la mayoría de los casos se pueden prevenir con conocimiento de los factores de riesgo (movilidad reducida temporal o crónica, sometimiento a una cirugía, padecimiento de cáncer, historia familiar de TEV, medicamentos con estrógeno, embarazadas o mamás recientes) y síntomas (dolor y/o sensibilidad en la pantorrilla o el muslo, hinchazón de la pierna, el pie y/o el tobillo, enrojecimiento y/o decoloración notable y calor). 

Los accidentes cerebrovasculares tromboembólicos pueden ser causados por la Fibrilación Auricular (FA), un latido irregular del corazón también conocido como arritmia. Un coágulo de sangre que se forma como resultado de la FA es un tromboembolismo arterial. Si ese coágulo se suelta, puede viajar por el sistema circulatorio, alojarse en una arteria en el cerebro y causar un derrame cerebral. 

Un análisis de la Organización Mundial de la Salud muestra que el 5% de la población mundial sufre Fibrilación Auricular; experimenta latidos irregulares, palpitaciones cardíacas rápidas o fuertes, aturdimiento, fatiga, falta de aliento y dolor en el pecho. Sin embargo, muchas personas no tienen ningún síntoma. Los factores principales de riesgo son: tener 60 años o más, sufrir insuficiencia cardíaca congestiva, hipertensión, diabetes, accidentes cerebrovasculares anteriores, ataques isquémicos transitorios, enfermedades vasculares, isquémicas del corazón, hipertiroidismo, enfermedades renales crónicas, alto consumo de alcohol y ensanchamiento de las cavidades en el lado izquierdo del corazón.

La campaña del Día Mundial de la Trombosis es anual y corona su proceso el 13 de octubre, aniversario del nacimiento de Rudolf Virchow. Conjuntamente con resaltar la importancia de la Trombosis como causa de muerte en el planeta y centrar la atención en la poca concientización de la misma, hace énfasis en aumentar la conciencia pública e invita a la ciudadanía, especialmente a aquellas personas que pertenecen a algún grupo de riesgo, a pedir una consulta médica, solicitar que se evalúe su riesgo de trombosis, someterse a los estudios para descartar la enfermedad o tener un tratamiento acorde a la condición particular del paciente, con el propósito de prevenir, diagnosticar y tratar adecuadamente a la Trombosis.