Región:
Argentina
Categoría:
Economía

Argentina por el déficit cero

  • Argentina por el déficit cero
    En Panorama ABC entrevistamos a la Diputada Nacional Brenda Austin. Argentina por el déficit cero
Región:
Argentina
Categoría:
Economía
Autor/es:
Por Enzo Moreira
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

El gobierno del presidente Mauricio Macri anunció un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional que incrementa el préstamo del organismo al país latinoamericano. En contrapunto, la actual administración se ha comprometido a lograr la difícil tarea de llegar al déficit cero en 2019.

Desde hace algunos meses son pocas las buenas noticias que el mandatario ha tenido para dar, ahora debe hacer frente a un decaimiento del optimismo social y la busca de rédito político de una oposición política que alimenta una grieta que aún no ha sido saldada.
En medio de este escenario, el organismo nacional de mediciones ha confirmado un aumento en el índice de la pobreza, medición por la que pidió Macri se midiera el éxito de su gestión, al sobre el 27% por efectos de la última devaluación. Ahora, el Banco Central apuesta a una nueva receta para contener la suba de la moneda norteamericana y reducir una inflación que se estima cierre el año en 40%. ¿Cómo ve el oficialismo la situación social y económica? ¿Cuáles son las prioridades y cómo busca enfrentarlas? En Panorama ABC entrevistamos a la Diputada Nacional Brenda Austin.

En el ámbito político, con algunas ausencias, Carrio, Monzó y Sanz, se llevó adelante el pasado viernes una cumbre de frente Cambiemos ¿Cuál fue el objetivo de la reunión y cuál es su análisis del encuentro?.

Si bien podemos mencionar algunas ausencias, fue impresionante la cantidad de presencias que tuvo. Estaban prácticamente todos los ministros del Poder Ejecutivo, los presidentes de los partidos que conforman Cambiemos, estábamos acompañando los legisladores nacionales y creo que eso tiene que ver con una muestra de unión del espacio político.
También de generar espacios de reflexión, de analizar el escenario que está transitando nuestro país, cuales son los desafíos que tenemos por delante, poder reconocer los problemas que estamos evidenciando y transitando en estos últimos meses y, sobre todo, construir las herramientas para seguir fortaleciendo la Argentina.
Esto se hace, creemos, corrigiendo las cosas que hay que cambiar y sosteniendo aquellas que tienen que ver con cambios estructurales que le van a permitir a nuestro país cortar un ciclo de más de 70 años de déficit fiscal de endeudamiento, de dificultades para promover un desarrollo de la economía que realmente pueda dar vuelta este ciclo y dar lugar a un crecimiento sostenido. Creo que ese es el desafío, tratar de lograr que nuestra economía siga yendo, cuando la miramos, como un electrocardiograma o como un serrucho, con picos y caídas, y empiece a tener un crecimiento estable.

Ojalá estas decisiones difíciles, que también sabemos que a la gente en todo el país le cuestan, pero que entendemos son necesarias para lograr el equilibrio fiscal que le permita a la Argentina empezar a trabajar finalmente en la reducción de la inflación y en la reducción de los niveles de endeudamiento para cubrir el déficit fiscal.

¿Considera o se habló ayer de que las cosas se podrían haber hecho mejor? Muchos funcionarios han ratificado que este es el camino, pero, al menos ¿se han reconocidos errores por parte de la administración actual?
Lo hemos escuchado incluso del Presidente, también al ministro Dujovne en varias oportunidades, al ministro Frigerio y a través de la Cámara de Diputados, que, obviamente, hay un escenario de coyuntura que ha impactado en nuestro país.
Tiene que ver con las decisiones que tomó Estados Unidos respecto de la tasa de interés, con el escenario de la guerra comercial con China, pero también reconocemos capítulos internos, como fue el escándalo de los cuadernos que generó que muchas de las empresas en nuestro país dejaran de tener acceso a los créditos dentro de los bancos hasta no saber la situación procesal que tienen los miembros de esas empresas.
Pero a esto se suma la sequía que tiene en nuestro país, una sequía que le trajo una contracción al producto bruto enorme. Estos elementos no aplican por si solos, pero, si nosotros los sacamos podemos ver que hasta ahí nuestro país venia en un crecimiento sostenido, en un crecimiento de las exportaciones, también en un desarrollo de muchos de nuestros sectores de nuestro país y sus economías regionales y el desarrollo de la matriz energética.

Indudablemente el camino que había elegido el Gobierno, que era el de reducción del déficit, pero de manera gradual, se encontró con todas estas dificultades en un momento donde, al no tener del todo ordenada las cuentas públicas al interior de nuestro país, el escenario internacional más estas cuestiones internas generaron un impacto mucho más fuerte. Si ustedes me preguntan a mí ¿qué deberíamos haber cambiado? Si nosotros hubiésemos pretendido hacer este camino de reducción del déficit de manera abrupta, como lo planteaban muchos de los sectores, me parece que hubiese sido irresponsable, hubiese sido difícil de sostener por parte de la gente.
Hoy nos enfrentamos a la difícil tarea, de un día para el otro, de tener que lograr ese equilibrio fiscal que se había previsto de manera más gradual y eso es justamente lo que esta tratando de reflejar el presupuesto de la nación. Un presupuesto que va a buscar por primera vez tener un equilibrio entre el gasto y el ingreso en lo que tiene que ver con el déficit primario, fundamentalmente no gastar más de lo que se va a recaudar en nuestro país y eso hacerlo siendo capaz de proteger a los sectores que menos tienen. Los indicadores de la pobreza es una preocupación que compartimos y hemos convertido en una de las cuestiones centrales, y que le ha puesto foco este Gobierno. No solamente en lo que tiene que ver en la política de ingreso, o sea asignación universal por hijo, sino también en los enormes proyectos de urbanización de villas y asentamiento que se están llevan do adelante en todo el país. ¿Cómo se refleja esto en el presupuesto? Se refleja en que un 80% de los recursos van a inversión social, a políticas que tienen que ver con la protección de los niños, de la vejez, también a educación, ciencia y salud, con el convencimiento de que tenemos que generar las condiciones para cuidar a los que hoy la están pasando mal en la Argentina, y también potenciar su desarrollo. Por eso creo que es un presupuesto equilibrado, porque no busca lograr el déficit a cualquier costo, sino siendo capaces de priorizar y designar los recursos a los sectores que más lo están necesitando en nuestro país.