Región:
Europa
Categoría:
Política

El alcalde de Londres reclama un nuevo referéndum sobre el Brexit

  • "El tiempo se agota rápidamente y nos hemos quedado con dos posibilidades", escribe el alcalde de Londres, "un mal acuerdo que acabe empujándonos a abandonar la UE a ciegas, sin tener clara nuestra relación futura, o un Brexit sin acuerdo
    En una columna publicada este domingo en el diario The Observer, Khan acusa a la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, de haber sido incapaz de poner de acuerdo a su propio partido conservador sobre qué tipo de Brexit quiere negociar con la Unión Europea (UE) "El tiempo se agota rápidamente y nos hemos quedado con dos posibilidades", escribe el alcalde de Londres, "un mal acuerdo que acabe empujándonos a abandonar la UE a ciegas, sin tener clara nuestra relación futura, o un Brexit sin acuerdo

Sadiq Khan presiona al partido laborista de Jeremy Corbyn, que celebra su congreso anual en Liverpool, para que aclare su postura

Es una de las figuras más respetadas y escuchadas en la izquierda británica y fuera de ella. Sadiq Khan, el alcalde de Londres, ha decidido pasar a la acción antes de que sea demasiado tarde. En una columna publicada este domingo en el diario The Observer, Khan acusa a la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, de haber sido incapaz de poner de acuerdo a su propio partido conservador sobre qué tipo de Brexit quiere negociar con la Unión Europea (UE) y exige que se pueda celebrar un segundo referéndum sobre el acuerdo que finalmente se alcance o sobre la posibilidad de que no se llegue a ninguno y la salida de la UE sea abrupta y caótica.

El Partido Laborista de Jeremy Corbyn celebra este fin de semana en la ciudad de Liverpool su congreso anual, sin tener aún decidida una postura clara respecto al Brexit. Corbyn, que hizo una tibia campaña hace dos años para defender la permanencia de Reino Unido en la UE, no se ha pronunciado aún sobre la posibilidad de una nueva consulta. Aspira más bien a que las dificultades de May para poner orden entre los suyos fuercen unas nuevas elecciones.

Para muchos sectores de la izquierda, sin embargo, no basta con ese voluntarismo. Los principales sindicatos y las organizaciones adscritas al Partido Laborista, además de muchas de sus organizaciones regionales, se muestran cada vez más inquietos ante la posibilidad de que un Brexit no negociado —o mal negociado— sea catastrófico para los trabajadores británicos y para la economía del país.

"El tiempo se agota rápidamente y nos hemos quedado con dos posibilidades", escribe el alcalde de Londres, "un mal acuerdo que acabe empujándonos a abandonar la UE a ciegas, sin tener clara nuestra relación futura, o un Brexit sin acuerdo. Ambos escenarios distan millones de millas de lo que se prometió durante la campaña del referéndum, y exponen aún más las mentiras y las medias verdades que se vendieron a la opinión pública. Los dos son igual de arriesgados, y no creo que May tenga el mandato para jugar de un modo tan flagrante con la economía del país o con las vidas de sus ciudadanos", concluye Khan.

Se acumulan decenas de mociones en las discusiones previstas durante la celebración del congreso del Partido Laborista para que la formación exija a las claras un nuevo referéndum, a pesar de que la propia May ya descartó de modo rotundo esta idea a principios de septiembre.