Región:
Europa
Categoría:
Política

Londres identifica y ordena la detención de dos rusos por el envenenamiento del ex espía Serguei Skripal

  • La directora de servicios legales de la Fiscalía, Sue Hemming, señaló hoy que hay suficientes pruebas para conseguir una condena contra estas dos personas de nacionalidad rusa.
    En una declaración en la Cámara de los Comunes del Parlamento, May señaló que, como resultado de la investigación sobre el caso Skripal, se ha concluido que los dos sospechosos del ataque La directora de servicios legales de la Fiscalía, Sue Hemming, señaló hoy que hay suficientes pruebas para conseguir una condena contra estas dos personas de nacionalidad rusa.

La Fiscalía británica comunicaron hoy que hay suficientes pruebas para acusar a ambos de conspiración para cometer asesinatos

Dos ciudadanos rusos han sido identificados como sospechosos del intento de asesinato del ex espía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia.

Hay "pruebas suficientes" para acusar a Alexander Petrov y Ruslan Boshirov por el ataque en Salisbury, Scotland Yard y el CPS.

Se cree que usaron los nombres como alias y tienen aproximadamente 40.

Skripal, de 66 años, y su hija Yulia, de 33, fueron envenenados con el agente nervioso Novichok en marzo.

La CPS no está solicitando a Rusia la extradición de los dos hombres, ya que Rusia no tiene acuerdos de extradición con el Reino Unido. Sin embargo, se ha obtenido una orden de detención europea en caso de que viajen a la UE.

En respuesta, el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso dijo que los nombres y fotografías de los hombres "no significan nada para Moscú".

La policía ahora relaciona el envenenamiento con un ataque el 30 de junio, cuando Dawn Sturgess y Charlie Rowley enfermaron en una casa en Amesbury, a unos 13 km de Salisbury.

La Sra. Sturgess murió en el hospital el 9 de julio. El Sr. Rowley fue dado de alta del hospital el 20 de julio.

La directora de servicios legales de la Fiscalía, Sue Hemming, señaló hoy que hay suficientes pruebas para conseguir una condena contra estas dos personas de nacionalidad rusa.

Los delitos incluyen conspiración para asesinar a Sergéi Skripal, su hija Julia y al policía británico Nick Bailey; el uso y posesión de Novichok (en violación de la Ley de Armas Químicas) y daño corporal grave contra Yulia Skripal y Nick Bailey.

Hemming concluyó que hay “una perspectiva realista de condena” lo que significa que “la Fiscalía está satisfecha” por tener “una evaluación objetiva (de lo ocurrido) para que la evidencia pueda ser utilizada en los tribunales”.