Región:
Mundo
Categoría:
Política

China ofrece $60 mil millones en ayuda financiera para África

  • Xi Jinping ofreció 60 mil millones de dólares en apoyo financiero a los países africanos y canceló la deuda de las naciones más pobres del continente.
    La conferencia internacional, de dos días, será una de las mayores a celebrarse en China este año. El presidente del país, Xi Jinping, pronunció el discurso de apertura. Xi Jinping ofreció 60 mil millones de dólares en apoyo financiero a los países africanos y canceló la deuda de las naciones más pobres del continente.

Líderes de China y 53 países africanos discuten el refuerzo de sus relaciones en el denominado Foro de Cooperación China-África, que ha comenzado en Pekín. La conferencia internacional, de dos días, será una de las mayores a celebrarse en China este año. El presidente del país, Xi Jinping, pronunció el discurso de apertura.

El presidente de China, Xi Jinping, ofreció 60 mil millones de dólares en apoyo financiero a los países africanos y canceló la deuda de las naciones más pobres del continente.

La cumbre China-África comenzó en 2000 a iniciativa de Pekín. Los participantes deben tener relaciones diplomáticas con China. Se ha excluido a Suazilandia porque tiene vínculos con Taiwán. Uno de los temas de discusión del foro este año es la creación de una comunidad para un futuro compartido. China tiene la intención de difundir su iniciativa "La franja y la ruta" en más países del continente africano.

 China persigue tres objetivos claves. El primero es en el plano económico: unas relaciones más estrechas con los países africanos le darán acceso a recursos naturales que abundan en el continente como, por ejemplo, el petróleo. Además, habida cuenta de que África está muy poblada, se trata de un mercado próspero para los productos chinos. Asimismo, Suzuki nos recuerda que Pekín está tratando de promover la Iniciativa del Cinturón y la Ruta de la Seda, una especie de Ruta de la Seda moderna con ramificaciones hasta África con la que pretende reforzar su posición en el mundo.

El segundo objetivo es de índole política. Desde hace tiempo, China viene persiguiendo el respaldo político del bloque africano. De hecho, gracias a un grupo de países de este continente se convirtió en miembro oficial de la ONU en la década de 1970. Desde entonces, Pekín mantiene una estrategia encaminada a ampliar el número de aliados entre las más de 50 naciones africanas con el fin de apuntalar su posición en el terreno diplomático.

El tercer objetivo tiene que ver con la seguridad. Desde hace unos años, apunta el reportero, China es consciente de que la cooperación africana es importante en este campo. El año pasado, las autoridades chinas abrieron su primera base militar en el exterior en Yibuti con la intención de proteger sus diversos intereses en la región, entre ellos la obtención de rutas de navegación garantizadas.

Las naciones africanas, al carecer de carreteras y otras infraestructuras, reciben con entusiasmo el respaldo de China. Además, sus inversiones no interfieren en asuntos relacionados con el Gobierno; por consiguiente, apunta el comentarista, su ayuda puede extenderse a estados no democráticos.
El hecho de que cada vez más países africanos dependen de China en el campo de las telecomunicaciones. Pone como ejemplo la tecnología de reconocimiento facial para operativos de vigilancia que está proporcionando una empresa china en la región. Esta herramienta no solo sirve para combatir la delincuencia, el crimen organizado y el terrorismo, sino que también puede utilizarse para erradicar movimientos democratizadores. Es posible que de ahora en adelante aumente el número de países africanos que adoptan el modelo chino de gobierno; es decir, desarrollo económico y eliminación de la libertad política.