Región:
Europa
Categoría:
Copa mundial de la FIFA Rusia 2018

Francia espera a sus héroes

  • Francia se preparaba para recibir a su selección nacional con un desfile en la avenida de los Campos Elíseos, en el centro de la capital, París, donde decenas de aficionados festejaron la victoria por 4-2 sobre Croacia en la final de Moscú el domingo.
    La victoria de Francia convirtió a Deschamps, el capitán de aquella selección de 1998, en el tercer hombre de la historia que gana un Mundial como jugador y seleccionador, tras el alemán Franz Beckenbauer y el brasileño Mario Zagallo. Francia se preparaba para recibir a su selección nacional con un desfile en la avenida de los Campos Elíseos, en el centro de la capital, París, donde decenas de aficionados festejaron la victoria por 4-2 sobre Croacia en la final de Moscú el domingo.

Los jugadores de la selección francesa de fútbol llegan a París donde serán recibidos como héroes tras conquistar en Rusia su segundo Mundial al vencer a Croacia por 4-2.

El equipo de Didier Deschamps se impuso a una selección croata con más juego que acierto, en una de las finales más apasionantes de los últimos años, repitiendo así el éxito alcanzado 20 años antes en el Mundial de Francia.

La victoria de Francia convirtió a Deschamps, el capitán de aquella selección de 1998, en el tercer hombre de la historia que gana un Mundial como jugador y seleccionador, tras el alemán Franz Beckenbauer y el brasileño Mario Zagallo.

A sus 19 años, Kylian Mbappé anotó el cuarto gol francés y fue elegido el mejor jugador joven del torneo, en el que demostró que va camino de convertirse en una superestrella.

El presidente francés, Emmanuel Macron, celebró cada gol de su selección en el estadio Luzhniki de Moscú, quedó empapado de agua con la lluvia que cayó durante la entrega del trofeo y festejó el título con los jugadores en el vestuario.

Los jugadores desfilarán en autobús por la avenida de los Campos Elíseos, donde se esperan cientos de miles de personas.

Los aficionados franceses festejaron la victoria hasta bien entrada la noche, tocando las bocinas de los coches y ondeando banderas tricolores, mientras la Torre Eiffel se iluminaba de azul, blanco y rojo.

Deschamps, al que sus jugadores lanzaron champán durante una caótica rueda de prensa, aseguró que la victoria fue "tan grande y tan hermosa" como la del Mundial de 1998.

"Hay dos cosas importantes. Una es que esos 23 jugadores estarán ahora vinculados de por vida, pase lo que pase, y también que a partir de ahora no volverán a ser los mismos porque son campeones del mundo", declaró el seleccionador.

"Ser campeones del mundo, como futbolistas profesionales, no hay nada mejor", añadió.

Con este resultado, su equipo, una mezcla de juventud y experiencia en los grandes torneos, demostró que había superado su derrota en la final de la Eurocopa de 2016 en París.

"Hemos hecho algo increíble, entramos en la historia", dijo Antoine Griezmann, autor del segundo gol francés en la final.

"Ahora hay que disfrutarlo, estar con la familia y festejarlo. Y mañana en Francia será lo mismo, vamos a festejarlo con todos los franceses", agregó el jugador del Atlético de Madrid.

Para Croacia, un país de apenas cuatro millones de habitantes, la derrota fue amarga, pero sus seguidores celebraron el mejor resultado de su selección en un Mundial tras un recorrido que la llevó a aplastar a Argentina en fase de grupos y a eliminar a Inglaterra en las semifinales.

El centrocampista croata del Real Madrid, Luka Modric, fue elegido mejor jugador del torneo.

En el minuto 18, Mario Mandzukic tuvo el dudoso honor de ser el primero en anotar un autogol en la final de un Mundial al desviar con la coronilla una falta lanzada por Griezmann.

Croacia empató con un gran disparo de Ivan Perisic, pero poco después el árbitro Nestor Pitana acordó un polémico penalti a Francia por una mano del mismo Perisic, tras consultar el VAR, el sistema de asistencia de vídeo.

Griezmann transformó la pena máxima y los dos equipos se fueron al descanso con un marcador de 2-1.

Croacia regresó con buenas intenciones en la segunda parte, con el brillante Modric a la batuta, pero Paul Pogba y Mbappe acabaron con las ilusiones croatas con sendos buenos disparos.

Mandzukic maquilló un poco el resultado final aprovechando un error del portero francés Hugo Lloris.

El seleccionador croata Zlatko Dalic consideró que las opciones de su equipo se acabaron tras el penalti pitado con videoarbitraje.

"Creo que en una final de una Copa del Mundo no se debe pitar un penal así", declaró Dalic, cuyo equipo había tenido que jugar la prórroga en octavos, cuartos y semifinales.

En Zagreb, los aficionados croatas, decepcionados por orgullosos de sus jugadores, siguieron apoyando a su selección hasta el final. Y al terminar el encuentro, decenas de miles de personas aplaudieron en la plaza principal de la capital croata.

El portero belga Thibaut Courtois fue nombrado el mejor guardameta del torneo, y el inglés Harry Kane ganó la bota de oro del mejor goleador con seis tantos.

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que su país podía estar "orgulloso" por la organización del Mundial. "Hicimos de este gran acontecimiento un éxito en todos sus aspectos", declaró.

El mandatario ruso anunció también su decisión de exonerar de visado ruso en lo que queda de año a los seguidores extranjeros que tengan un pase Fan ID, un documento que permitía viajar en Rusia sin visado durante el Mundial-2018.