Región:
Asia
Categoría:
Política

Donald Trump y Kim Jong Un ya están en Singapur para llevar adelante una cumbre histórica

  • Ambos mandatarios llegaron a la isla asiática, dónde discutirán sobre el desmantelamiento del programa nuclear norcoreano.
    El encuentro tendrá lugar el martes Ambos mandatarios llegaron a la isla asiática, dónde discutirán sobre el desmantelamiento del programa nuclear norcoreano.

Ambos mandatarios llegaron este domingo a la isla-estado, dos días antes de la reunión en la que discutieran sobre el desmantelamiento del programa nuclear norcoreano.

Se espera que de la entrevista entre ambos lideres salga algún tipo de compromiso que planifique un futuro sobre cómo manejar el desmantelamiento del programa nuclear norcoreano.

Muchos han criticado que la Casa Blanca haya accedido a una cumbre, que otorgue un nivel de reconocimiento internacional a Kim del que nunca había tenido éxito, sin haber definido antes los pormenores de la desnuclearización norcoreana, ni siquiera los puntos mínimos de la agenda para la cumbre.

Los críticos recuerdan que este tipo de encuentros entre líderes se producen solo después de haber llegado a un acuerdo de mediación entre delegaciones.

Antes de partir a Singapur, en una rueda de prensa al final de su participación en la acción del G-7 en Canadá, Trump aseguró que estaba dispuesto a "pararse de la reunión" en el momento en que siente que Kim no quiere comprometerse con la desnuclearización. También aseguró que, a los minutos de conocerlo, podrá saber qué tan sincero es el líder norcoreano.

Trump dijo que la semana pasada que no era necesaria demasiada preparación para el encuentro y, que lo calificaba de "histórico", advirtió que por sí solo no resolvera el contencioso entre Pyongyang y la parte de la comunidad internacional, por lo que podría hacer falta nuevas cumbres en el futuro.

Como todo lo relacionado con Kim, el viaje fue un desafío para los medios que tuvieron que hacer el seguimiento a tres aviones chinos que partieron de Pyongyang rumbo a Singapur.

Una de las dudas radicaba en qué tipo de avión usaría, considerando que la flota norcoreana está integrada por aparatos de fabricación soviéticos y cuya autonomía de vuelo y seguridad no los hace confiables para ser usados ​​por el jefe máximo del país.

De acuerdo con los datos suministrados por los anfitriones, unos 2500 periodistas del mundo entero están en la ciudad para la cobertura del evento.