Región:
Asia
Categoría:
Política

Las dos Coreas se unieron en un saludo histórico

  • El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y el líder norcoreano, Kim Jon Un, se encontraron cara a cara
    Los líderes coreanos acuerdan oficialmente buscar la paz y "la completa desnuclearización" El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y el líder norcoreano, Kim Jon Un, se encontraron cara a cara

El desarme nuclear estará en la agenda."Una nueva historia comienza ahora", escribió Kim en el libro de visitas al llegar a la zona desmilitarizada.

Los líderes de Corea del Norte y Corea del Sur se dieron la mano en la línea de la frontera entre ambos países, dando inicio a una cumbre histórica. "Estoy feliz de conocerlo", dijo el presidente surcoreano Moon Jae-in al recibir a su homólogo Kim Jong Un, que este viernes se convirtió en el primer gobernante de su país en pisar territorio surcoreano desde la guerra en 1950.

Según la agencia de noticias norcoreana KCNA, Kim "discutirá abiertamente con Moon Jae sobre todas las cuestiones que surgen para mejorar las relaciones intercoreanas y lograr la paz, la prosperidad y la reunificación de la península de Corea". El encuentro se realizó a las 9 de la mañana del viernes -hora local- en la localidad fronteriza de Panmunjom. "Una nueva historia comienza ahora", escribió Kim en el libro de visitas.
 

El tema más complejo el es del desarme nuclear de Corea del Norte. "Cuando se trata de la desnuclearización es difícil de decir en qué nivel se conseguirá un acuerdo", dijo Jong Seok, jefe del gabinete surcoreano. Los avances que consigan Kim y Moon en el tema atómico serán la base para la reunión a finales de mayo o principios de junio entre el líder norcoreano y el presidente estadounidense, Donald Trump.

El protocolo de la cumbre está estudiado y planeado al detalle, sin dejar nada al azar. Durante las conversaciones oficiales en la renovada Casa de la Paz de Panmunjom, los mandatarios se sentarán guardando una separación exacta de 2.018 milímetros, en referencia al año en curso, de forma simbólica también para demostrar el levantamiento de la separación de las dos partes.

Después, los dos presidentes plantarán juntos un pino piñonero en la línea de demarcación que separa a los dos países desde hace 65 años. Se trata de un árbol que data de 1953 para simbolizar el año del alto el fuego que puso fin la Guerra de Corea (1950-53), aunque técnicamente los dos países siguen en guerra desde entonces porque nunca se firmó un acuerdo de paz.