Región:
Asia
Categoría:
Sociedad

Corea del Sur: Llegó el escuadrón de bellezas de Kim Jong-un

Las jóvenes elegidas con rigurosos criterios, cruzaron la frontera por primera vez en 13 años para asistir a los Juegos Olímpicos de Invierno

Más de 200 animadoras norcoreanas vestidas con abrigos rojos y gorras de piel negra, conocidas en Corea el Sur como el escuadrón de bellezas del aparato de propaganda comunista, cruzaron la frontera de la península para alentar a los deportistas de los dos estados rivales durante los Juegos Olímpicos de invierno que se celebran en Pyeonchang del 9 al 25 de febrero.

Las 229 mujeres integran la delegación de 280 personas que cruzaron la zona desmilitarizada (DMZ) que divide la península el puesto fronterizo de Dorasan, al norte de Seúl.

Las animadoras iban vestidas de la misma manera que las artistas que llegaron en la víspera.

La jóvenes sonreían mientras cumplían con los trámites aduaneros y hablaban con la multitud de periodistas surcoreanos que cubrían el acontecimiento.

La delegación está encabezada por el ministro de Deportes norcoreano, Kim Il-guk, e incluye también a funcionarios del Comité Olímpico de Corea del Norte, así como a 21 periodistas y a 26 miembros de un equipo de exhibición de Taekwondo (AFP)

"Estoy feliz de verlos", dijo una de las animadoras que se negó a dar detalles sobre la coreografía de la compañía.

"Esperen un poco. Si se los digo ahora, arruino el placer", comentó antes de subir al autobús que la llevó con toda la delegación a Gangeung, donde se disputan los partidos de hockey sobre hielo.

Según la prensa surcoreana, las animadoras fueron seleccionadas en función de su medio familiar, el aspecto físico, la competencia y la fidelidad al Partido de los Trabajadores, el único permitido y que gobierna Corea del Norte.

"Deben superar los 163 centímetros de altura y proceder de buenas familias", explicó a la AFP Chan-Il, un desertor que ahora es investigador en el Instituto Mundial de Estudios de Corea del Norte. Además, detalló que aquellas que tocan un instrumento proceden de una orquesta y muchas otras son estudiantes de la elitista Universidad Kim Il-Sung.

Se espera que las animadoras sean enviadas a los encuentros que disputará la selección unificada de las dos Coreas de hockey hielo femenino, y por el momento se desconoce si animarán también a otros atletas norcoreanos y surcoreanos durante el evento.

Es la cuarta vez que Corea del Norte envía animadoras a Corea del Sur. Ya lo había hecho en 2002 (Juegos Asiáticos de Busan), 2003 (Juegos Universitarios de Daegu) y 2005 (Campeonatos de Atletismo de Asia en Incheon).

En la delegación de 2005 figuraba Ri Sol-Ju, la actual esposa del dictador Kim Jong-un.

En los últimos días han llegado también al Sur una delegación compuesta por una veintena de funcionarios y 22 atletas y una orquesta musical de 140 miembros que actuará durante los Juegos.

El viaje de todos ellos es fruto de los históricos acuerdos alcanzados en enero por ambos países, que técnicamente llevan en guerra desde hace más de 65 años, para que los atletas del régimen comunista participaran en estos Juegos que arrancan el 9 de febrero, día en el que las dos Coreas desfilarán además juntas durante la inauguración.