Región:
Asia
Categoría:
Sociedad

Japón despliega un escudo defensivo de misiles Patriot

Es en el sentido a la trayectoria del último misil lanzado por Corea del Norte

Como "parte de las medidas necesarias para prepararse ante emergencias", calificó el ministro de Defensa japonés, Itsunori Onodera, el despliegue de un sistema antimisiles que sigue la trayectoria del último cohete balístico lanzado por Corea del Norte, el cual sobrevoló la isla de Hokkaido, informa el diario 'The Japan Times'.

El sistema de interceptación, constituido por misiles balísticos Patriot PAC-3, llegó a la base de la Fuerza Terrestre de Autodefensa de Japón, ubicada en el extremo sur de la mencionada ínsula, este martes 19 de septiembre, aseguró un oficial local.

La determinación de desplegar tales armas fue tomada en medio de la creciente tensión en la península coreana. El pasado 3 de septiembre, Corea del Norte realizó su sexta prueba nuclear, en esa oportunidad con una bomba de hidrógeno. El 14 de septiembre lanzó un misil balístico, el segundo en menos de un mes, que surcó el espacio aéreo japonés y cayó en aguas del Pacífico.

En Tokio, el titular del ministerio de Defensa aseveró que se "tomarán las medidas adecuadas para proteger la seguridad de los ciudadanos" ante "nuevas posibles provocaciones" por parte de Corea del Norte, y en particular contra posteriores "lanzamientos de misiles balísticos que sobrevuelen Japón".

Bombarderos estadounidenses B-1B y cazas surcoreanos F-15 participan en ejercicios conjuntos en la península de Corea, el 30 de julio de 2017Cazas y bombarderos supersónicos de EE.UU. simulan bombardeos en la península de Corea
Las autoridades japonesas precisaron que el mismo sistema PAC-3 ha sido ya desplegado en otras partes de Hokkaido y del país, aunque se negaron a especificar las ubicaciones exactas, por tratarse de información altamente sensible.

Corea del Norte ha amenazado con "hundir" las cuatro islas de Japón con una bomba nuclear, como castigo por "bailar al ritmo de las sanciones" de EE.UU. y por "no haber ofrecido disculpas sinceras por los crímenes cometidos" contra el pueblo coreano durante la ocupación japonesa, entre 1910 y 1945.

Por su parte, el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, advirtió que su país "nunca tolerará las peligrosas y provocativas" acciones norcoreanas y llamó a incrementar la presión internacional sobre Pionyang.