Región:
Mundo
Categoría:
Sociedad

EEUU probó con éxito un misil balístico intercontinental en medio de tensiones con Corea del Norte

El lanzamiento se efectuó a las 02:30 locales de este miércoles, desde la base militar Vandenberg hasta el atolón Kwajalein, en el Pacífico.

A menos de una semana de que Corea del Norte lanzara un misil balístico que se cree podía llegar hasta Denver e incluso Chicago, Estados Unidos realizó este miércoles una prueba exitosa de otro misil intercontinental desde la Base de la Fuerza Aérea Vandenberg, en California.

El misil balístico intercontinental (ICBM por sus siglas en inglés) Minuteman III, que no portaba cargas explosivas, fue lanzado desde la Base Aérea Vandenberg, a 93 millas (unos 130 kilómetros) al noroeste de Los Ángeles, a las 02:30 (Pacífico) hasta el atolón de Kwajalein. Fue la cuarta prueba de este año, la más reciente fue en mayo.

"Si bien no es una respuesta a las recientes acciones de Corea del Norte, la prueba demuestra que la actividad nuclear de Estados Unidos es segura, eficaz y está lista para poder disuadir, detectar y defenderse de los ataques contra EEUU y sus aliados", dice la Fuerza Aérea en un comunicado.

La prueba viene en medio de tensiones aumentadas con Corea del Norte. La nación solitaria lanzó su segundo misil balístico intercontinental en un mes el viernes, en una indicación adicional de que sus misiles son ahora capaces de llegar a las ciudades de los Estados Unidos. Los Estados Unidos volaron dos bombarderos B-1 sobre Corea del Sur en una demostración de fuerza en respuesta.

"El propósito del lanzamiento de prueba del ICBM es validar y verificar la efectividad, velocidad y precisión del sistema", se lee en el comunicado de la base, difundido previamente. Los responsables de la prueba fueron los miembros del Escuadrón de Prueba de Vuelo 576.

El portavoz de la Fuerza Aérea, capitán Mark Graff, dijo que el lanzamiento "ofrece (...) la capacidad de evaluar la fiabilidad de nuestra fuerza ICBM con el fin de mantener una capacidad de disuasión nuclear creíble".

El pasado 11 de julio, el Pentágono realizó otra prueba, en esa ocasión del Sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD), un escudo antimisiles como el que Washington instaló en Corea del Sur y al que se opone China. El sistema interceptó y destruyó un misil de práctica lanzado desde Hawaii hacia Alaska.