Región:
Mundo
Categoría:
Sociedad
Article type:
Enfoques

¿Quienes llaman madre a la muerte?

Región:
Mundo
Categoría:
Sociedad
Article type:
Enfoques
Autor/es:
Por Patricia Pérez
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

Llaman a esta bomba "la madre de todas las bombas¨, como si pudiese caber en el raciocinio de la Especie Humana, en lo que aun nos queda de sensatez, calificar de madre a la destrucción

Llaman madre a un artefacto que sesga vidas. Un arma deleznable, inmensamente destructiva. Un horror que hace nido en lo más oculto del Alma humana y sale desde allí, rumbo a la inmensidad del embrutecimiento en el que nos ha instalado la escalada de violencia que busca ser justificada pero es injusta y aterradora.

Llaman a este adefesio ¨LA MADRE DE TODAS LAS BOMBAS¨, como si pudiese caber en el raciocinio de la Especie Humana, en lo que aun nos queda de sensatez, calificar de madre a la destrucción.

El Pentágono afirma con desfachatada solvencia que: "Se espera que el arma tenga un importante efecto psicológico en aquellos que atestiguan su uso"

Es la Humanidad entera la que atestigua su uso y la que sufre importantes efectos psicológicos. Tal vez eso quieran estos horrorosos mensajeros de muerte.

No es ni madre ni padre ni hijo, ni humano, no es otra cosa más que la manifestación endemoniada, de unos tipos que gobiernan el mundo y que intuyo, palpito y alerto, se están preparando para el siguiente paso: la guerra nuclear.

Desde hace décadas desde el IPB International Peace Bureau, que integro representando a la Región de Latinoamérica, tratamos de gritar con fuerza que esto se prepara y se ejecuta con una planificación milimétrica.

Decimos a viva voz en la ONU, OEA y en todos los foros internacionales donde participamos como IPB, que hay Estados que no detienen los programas mortales de sus Fuerzas Armadas , ni aun cuando hay administraciones de gobierno, como fue el caso de Obama, que parecen menos beligerantes, pero en cuanto se abre la puerta del cambio hacia la irracionalidad y se construye un nuevo consenso político más intolerante disfrazado de "Democracia y Libertad", como en la era Trump, salen de sus escondites ocultos en las entrañas de la oscuridad, estos prodigios de la muerte y una vez que constatan los consultores y asesores de opinión, que las encuestas dicen que tirar bombas mejora la imagen alicaída por la sucesión de tropiezos torpes en la acción de gobierno, como le ha sucedido al Magnate del Salón Oval, allí están. Decididos a matar.

Un nuevo día de luto para quienes estamos abrazados a la Cultura de Paz. Un inmenso paso atrás para el Movimiento de la Paz Mundial.

Pero como hacemos muchas veces quienes miramos el mundo desde los ojos de la tolerancia y de la comprensión, buscamos consuelo en la certeza de saber, inconmoviblemente, que los Trump, Putin, Kim Jong-un, Bashar al-Asad, ISIS, serán recordados como tantos antecesores violentos que tuvieron a lo largo de la Historia, en la vitrina de la antesala del infierno que promueven.

Estos paladines de la destrucción, son parte de una lógica de espejo en la cual la Democracia se vale de los mismos métodos embrutecidos que el enemigo al que señala como aberrante. Un espiral de violencia de difícil pronóstico donde todos creen ganar pero solo logran atroces victorias los mercenarios de la guerra, los fabricantes de armas y sus cómplices gubernamentales. El resto de nosotros, es decir la Humanidad, perdemos sin derecho a opinar.

Todos sabemos y los gobernantes más, que habrá venganzas de ISIS en cualquier lugar del mundo, que esas futuras puestas en escena de terror y sangre acentuarán las convicciones guerreras de los señores de la muerte de pechos condecorados, uniformes impactantes y que, en nombre de todos diciendo representar la Libertad, nos llevarán al séptimo círculo del infierno del Dante, que representa la «loca bestialidad», es decir la violencia que equipara los hombres a las bestias.

Me aferro muchas veces al ideario de Nelson Mandela cuando el Planeta entra en las brumas de la irracionalidad y allí reencuentro su pensamiento de Libertad.

Resuenan en mis oídos y afirman mi Espíritu las palabras de Madiba cuando dijo:"Derribar y destruir es muy fácil. Los héroes son aquellos que construyen y que trabajan por la paz."

Hay quienes hoy trafican sentimientos. Hasta nos falsean los conceptos. Estos días arrojaron una inmensa bomba.

No permitamos que la llamen madre. Se llama muerte. Eso es.