Región:
Mundo
Categoría:
Mujer
Article type:
Enfoques

Ku Klux Klan, Smartphone y carretas

Región:
Mundo
Categoría:
Mujer
Article type:
Enfoques
Autor/es:
Por Patricia Pérez
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

En el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer, Boko Haram, ISIS y Estado Islamico están más cerca del ayer brutal que del mañana y en estos días, como un deja vu demoledor, el Ku Klux Klan anda festejando victorias en Democracia

Por estos días un nuevo 25 de Noviembre me llama a un balance sobre la situación de las mujeres. Sabores agridulces que quiero compartirles.

Fue ayer... cuando la Violencia de Genero no se llamaba así, pero se ejercía así.

Ayer de calendario, fue aquel 25 de noviembre de 1960, cuando los cuerpos de las tres hermanas Mirabal se encontraron en el fondo de un acantilado en una costa de mar inmenso y azul de República Dominicana.

Un acontecimiento que fue vendido a la prensa como un trágico accidente por Trujillo, el dictador dominicano que dio la orden de acabar con ellas y contribuyó a despertar indignación entre la población que culminó, seis meses después, con el asesinato del caudillo.

En honor a estas tres valientes hermanas asesinadas a garrotazos, se conmemora cada año en esta fecha el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer.

Patria, Minerva y María Teresa, las tres "mariposas Mirabal", no sabrían a ciencia cierta si fue ayer, este hoy de brutales femicidios cotidianos, estos matrimonios y maternidades infantiles forzados y silenciosos en la región de las Américas, con un 29% de las niñas en América Latina y el Caribe – casi 1 de cada 3 – que se casa antes de los 16 años, siendo la única región del mundo donde el embarazo adolescente está en aumento, como nos alerta la Comisión Interamericana de Mujeres de OEA.

Otro ayer abominable fue aquel de la mañana de junio de 1963, cuando un miembro del Ku Klux Klan puso una bomba en una iglesia de Birmingham matando a cuatro niñas negras.

Es hoy cuando las niñas que dan a luz antes de los 16 años se enfrentan a la diabetes, anemia y enfermedades cardíacas, o infección por VIH SIDA.

Ahora mismo Afganistán tiene la tasa de mortalidad materna más alta del mundo, debido especialmente a los matrimonios forzados de niñas jóvenes.

La pobreza y la falta de calorías empeoran el problema.

Es hoy que en la India y Pakistán horribles crímenes de Género ponen en duda

el camino de la especie humana hacia algún tipo de horizonte y de mañana.

Es en este mismo instante que Boko Haram, ISIS y Estado Islamico están más cerca del ayer brutal que del mañana y en estos días, como un deja vu demoledor, el Ku Klux Klan anda festejando victorias en Democracia.

Hemos logrado, aún con tantos escollos y dolores, avances en perspectiva de Género, en Democracia paritaria, en constituir una Agencia en ONU sobre mujeres. La tarea es, ahora, lograr que estas acciones lleguen a los confines de las sociedades del mundo. Un desafío inmenso pero imprescindible para que las Políticas sobre Derechos de la Mujer pasen de la declamación a la acción integral.

No se harán solos estos avances ni por arte de magia. Estemos alertas.

No confundamos los avances que las pantallas del Smartphone susurran en nuestros sentidos haciéndonos confundir tanta inmediatez informativa con progresos de la Humanidad, que en asuntos de mujeres y libertades aun parecen, en muchos aspectos, andar en carreta.