Región:
Argentina
Categoría:
Sociedad
Article type:
Opinión

El ciudadano

Región:
Argentina
Categoría:
Sociedad
Article type:
Opinión
Autor/es:
Por
Fecha de publicación:
Imprimir artículo

Una novela que no deja indiferente a nadie, inspirada en la vida oscura de los tribunales que ayuda a los nadies que están excluidos del sistema

Franklin Bustamante Pari un joven peruano de Trujillo decide venir a Buenos Aires con la intención de mejorar su vida y sin que su familia -de condición humilde y complicada- supiera que su sueño secreto era ser poeta. Un sacerdote lo lleva por el camino de afianzar la lectura y los buenos consejos. Luz Marina, su novia también llega a la Argentina para escapar de su entorno violento. Las ansias, ilusiones y buena fe llevarán al protagonista a quedar enredado en los vericuetos del poder judicial.

La abogada y especialista en violencia familiar Florencia L. Ghio nos presenta su primera obra literaria para ediciones Deldragón, que es ficción inspirada en algunos casos judiciales, sin intención de criticar, sino de contar como transcurren las cosas y sin caer en generalidades.

"Creo que este libro ayuda a los nadies, que alguien los tenga en cuenta. Son aquellas personas que no tienen oportunidad alguna de nada que están excluidas del sistema. Por un lado ayuda que alguien los tenga en cuenta, los mire de otra manera y ayuda también a los que no somos nadies, a quienes tenemos la posibilidad de no ser nadies, a tomar conciencia a posicionarnos diferente frente a las personas que están en esta situación. Y también pensar en nuestro propio transcurrir por la vida", reflexiona la autora de esta novela que se lee como si se estuviera frente a un expediente judicial.

"Los abogados somos escritores, en eso se basa nuestro trabajo, de hecho mis escritos judiciales los reflejo como una especie de cuento. Por mi actividad he visto mucho en tribunales informes socio ambientales de las personas que delinquen y uno siempre ve hogares totalmente desintegrados. Personas que tuvieron la desgracia de caer en las adicciones, en el alcohol y seguramente jamás en su vida encontraron a alguien que les enseñara que es lo que estaba bien, al contrario valores totalmente invertidos", nos confía Florencia Ghio, para explicar que la función principal de la literatura es entretener y llevar a la reflexión de distintos temas. En ese sentido remarcó que "hay que pensar en políticas sociales, primero de prevención y después qué hacer cuando no se llega a tiempo para impedir que las personas entren al sendero del delito".